Trabajadores protestan contra amazónica tienda por ocultar contagios de Covid-19

Tras las protestas, la compañía despidió al empleado que organizó la huelga.
(Foto: Getty Images)

Amazon no tiene nada contentos a sus empleados debido a sus medidas implementadas para controlar la pandemia de Covid-19 dentro de sus almacenes. El día ayer, trabajadores del centro de cumplimiento con sede en Staten Island, en Nueva York, protestaron contra la respuesta de Amazon ante el brote del nuevo coronavirus. Los empleados aseguran que existen al menos 10 casos de pacientes infectados por Covid-19, acusando que la compañía lo ha ocultado además de que ni siquiera ha hecho la limpieza adecuada de sus instalaciones. De acuerdo con The Verge, piden a Amazon que cierre los almacenes durante dos semanas.

También te recomendamos: Amazon no notificó a sus trabajadores sobre contagios por COVID-19 en almacenes

Tras la huelga, el empleado que organizó la movilización fue despedido. Él mismo lo declaró en entrevista con la CNBC:

“Todo lo que pedimos fue un simple cierre del edificio y luego ser sanitizado profesionalmente”, dijo Chris Smalls a la CNBC. “Teníamos un caso confirmado y la gente tenía miedo, y eso era todo lo que pedíamos”.

Reportes de medios locales indican que en Estados Unidos existen al menos 19 empleados de Amazon contagiados por Covid-19. Sin embargo, señalan que la compañía solamente ha cerrado sus instalaciones cuando se ve presionada por ordenes gubernamentales o por alguna protesta. The Verge sugiere que Amazon trata de ocultar los casos de empleados infectados al no informar -de manera adecuada- a sus trabajadores de la presencia del Covid-19 en sus instalaciones, aún cuando “tiene una infraestructura sólida para mantener informados a los empleados de su almacén”. Sus trabajadores se enteran de nuevos casos de contagios a través de rumores, apuntan.

“El objetivo es cerrar el edificio, y lo cerrarán, porque no hay paquetes, nada sale del edificio sin asociados”, explicó a The Verge un empleado de Amazon llamado Derrick Palmer, y que ha trabajado durante cuatro años y medio en la instalación JFK8. “Esto es una pandemia. Las personas están literalmente perdiendo la vida debido a este virus. Y (Amazon) no se lo está tomando en serio. No nos están dando el respeto que exigimos. No vamos a pedirlo. Vamos a exigirlo, porque al final del día, somos el corazón y el alma de ese edificio, no los gerentes. Están de vuelta en la oficina. Estamos en primera línea trabajando”, expresó.

(Foto: Make the Road NY)

Sin embargo, Amazon contradice los dichos de sus tranajadores asegurando que incluso ha intensificado la higiene en sus almacenes. A pesar de que los empleados reportan que el personal de limpieza es reducido. Y si bien la compañía como medida de contención redujo el número de reuniones y diseñó horarios escalonados para evitar las aglomeraciones dentro de sus oficinas, los departamentos de empaque siguen siendo muy concurridos. “Es literalmente imposible mantener la distancia social dentro de esos departamentos, y no se han practicado, no han intentado ajustar eso en absoluto porque no hay forma de que puedan hacerlo”, acusó Palmer.

Según explicó Amazon en un comunicado, los reclamos de sus empleados son “infundados”. Asegura que antes de tomar la decisión de cerrar uno de sus edificios consulta a expertos en medicina y a autoridades de salud quienes, al parecer, les han informado que si una sala ha sido desinfectada correctamente y un empleado contagiado no ha estado al interior de las instalaciones durante algún tiempo, no es necesario cerrar.