Amazon no notificó a sus trabajadores sobre contagios por COVID-19 en almacenes

Por lo menos 10 almacenes de Amazon en Estados Unidos tuvieron casos de COVID-19 y Amazon no le notificó a sus empleados.
(Foto: Amazon España)

Diez almacenes de Amazon en los Estados Unidos han tenido casos COVID-19 y esto ha puesto en alerta a los trabajadores que se enteraron de esto a través de sus compañeros y no por ningún comunicado de la empresa.

De acuerdo a una investigación realizada por el sitio The Verge, los trabajadores del almacén que Amazon tiene al sur de Detroit se enteraros por rumores y cuando presionaron al personal de recursos humanos a que dijera la verdad este admitió “que alguien en la instalación había dado positivo por COVID-19”.

Un trabajador del almacén llamado Bobbi Johnson fue el primero en descubrir la situación y emitir la alerta a los medios ya que la semana pasada su hijo, que tiene asma, comenzó a tener problemas para respirar. Esta semana, su hija desarrolló una tos seca. Tampoco ha podido hacerse la prueba, y le preocupa ser un vector desconocido para COVID-19. Decidió quedarse en casa, sin paga, para cuidar a sus hijos y evitar la propagación potencial del virus.

Por otra parte, trabajadores del centro de clasificación DTW5 confrontaron a la gerencia de sus instalaciones para que revelara la situación sobre los contagios del coronavirus COVID-19 y se les informó que cinco trabajadores que habían estado en contacto con una persona infectada habían sido informados, pero el resto de la planta no.

En Jacksonville, Florida, los trabajadores se enteraron de un caso de coronavirus en su almacén por las noticias locales . En un centro de clasificación de la ciudad de Nueva York la semana pasada, el primer caso conocido de un trabajador de un almacén de Amazon contratando COVID-19, Amazon envió a los trabajadores de turno diurno a casa mientras la empresa desinfectaba las instalaciones, pero los trabajadores en el siguiente turno solo se enteraron del caso después de recibir “un texto de un grupo de trabajadores”. Cuando llegó el turno de noche, se negaron a trabajar, cerrando las instalaciones. El martes, un trabajador de Amazon en un centro de distribución de Staten Island dio positivo, y nuevamente los trabajadores no recibieron correo electrónico, mensajes de texto o llamadas de Amazon.

En el almacén MDW2 en Joliet, Illinois, Stephanie Haynes escuchó a través de sus compañeros de trabajo que alguien que trabaja cerca de ella había dado positivo. Se acercó a alguien de recursos humanos, que lo confirmó.

El problema se magnifica cuando Amazon adoptó un papel de “servicio esencial”, ampliando sus operaciones a medida que los gobiernos ordenan el cierre de otros negocios, lo cual ha obligado a sus trabajadores entrar en una situación muy complicada. Tienen que decidir entre quedarse a trabajar con paranoia o irse a su casa sin paga alguna.

Como protesta los trabajadores comenzaron a cambiar sus perfiles de Facebook con la sentencia “No puedo quedarme en casa, trabajo en Amazon”.

Más de mil 500 trabajadores han firmado una petición pidiendo a la compañía que mejore las medidas de seguridad, otorgue licencia por enfermedad independientemente del diagnóstico COVID-19 y cierre las instalaciones donde los trabajadores dan positivo por limpieza.

La compañía dice que ha implementado nuevos procedimientos de limpieza y ha tomado medidas para evitar que las personas se amontonen, pero los trabajadores de DTW5 y de otros lugares dicen que a menudo faltan suministros de limpieza, el ritmo de trabajo no les deja tiempo para usarlos, y sus trabajos aún requieren ellos están muy cerca uno del otro.

Mientras Amazon cerró un almacén de procesamiento de devoluciones en Kentucky el miércoles después de que tres trabajadores dieron positivo, hasta ahora se ha negado a cerrar instalaciones más integrales a su red de distribución.

En Italia y España, la decisión de la compañía de mantener los almacenes en funcionamiento a pesar de las infecciones provocó protestas y absentismo.