Rusia pone en órbita 73 satélites utilizando solo un viaje espacial

Los satélites fueron apilados en una torre y el Soyuz tuvo que volar en tres órbitas para lograr su misión.

Nunca antes la expresión “aprovechando el viaje” cobro tanto sentido como en este caso. Rusia puso en órbita 73 satélites que viajaban de forma simultánea, apilados uno sobre otro, en un mismo cohete Soyuz.

De acuerdo a la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), esta es la primera vez que Rusia intenta una misión de esta índole. Para lograrlo el Soyuz tuvo que volar en tres diferentes órbitas; en la primera, se desprendieron del Kanopus-V-IK, un satélite destinado al monitoreo de incendios desde el espacio. Su peso es de 500 kilos y es el más grande de todos los que llevaba el cohete; dejarlo era, además, la misión primordial del Soyuz.

En la segunda órbita se encontraba más arriba. Allí liberaron 24 satélites de menor tamaño. Para terminar, descendieron a la tercera órbita, donde dejaron 48 satélites de la compañía estadounidense Planet (menores a 30 centímetros de diámetro).

Con este viaje, Rusia se une a la tendencia internacional de los vuelos de cohete compartidos, los cuales buscan aminorar costos y aprovechar al máximo los recursos de las agencias espaciales.

Aunque la puesta en órbita de los 73 satélites es todo un récord nacional, los rusos se quedan lejos del récord mundial que tiene la agencia espacial de la India; que a principios del 2017 lanzó 104 satélites en un solo cohete.

fuente Roscosmos

temas