El país asiático sería el primero en conseguirlo. 

A través de la agencia estatal Xinhua, el gobierno de China informó a todo el mundo su plan para enviar a Chang’e-4, una sonda espacial, al lado oscuro de la Luna en el 2018. De concretar su plan, China se convertiría en el primer país de todo el mundo en visitar el hemisferio inexplorado de nuestro satélite natural.

A pesar de que el objetivo principal de Chang’e-4 sería estudiar las condiciones geológicas de la superficie de la Luna, en el anuncio los chinos remarcaron que los vuelos espaciales son “una importante manifestación de nuestra fuerza nacional”, por lo que queda claro que los chinos usan la nueva carrera espacial para demostrar su poderío tecnológico. A pesar de lo anterior, durante la presentación del proyecto, los representantes chinos indicaron que están abiertos a la cooperación de la comunidad científica internacional si así se lo requieren.

El presidente chino Xi Jinping ha dejado claro que uno de sus más importantes proyectos incluye colocar a China como una potencia espacial. China lleva trabajando dos años en este proyecto, del que han formado parte la sonda Chang’e-3 y el famoso rover Yutu.

fuente Reuters

temas