¿Qué tan peligroso es recargar tu teléfono en lugares públicos?

Se ha dicho que recargar tu celular en un lugar público podría exponerlo a un ataque informático, pero ¿qué tan cierto es esto?

Aeropuertos, cafeterías, estaciones de metro… muchos lugares públicos han implementado estaciones de cargado gratuitas en las que puedes rellenar la batería de tu teléfono muerto. Al principio era una gran idea y muchos disfrutamos encontrar un lugar donde podíamos recargar nuestros celulares en alguna estación de metro de la CDMX, sobre todo si estábamos en una emergencia y nuestra batería estaba a punto de agotarse. Sin embargo conforme han pasado los años han surgido las inquietudes sobre si podría ser peligroso conectarse a dichas estaciones de cargado, pues al ser usadas por tantas personas no es imposible que alguna cargue un virus en su smartphone. Lo cierto es que hay varios motivos que nos hacen pensar que el riesgo que corremos en realidad es bajo.

También te recomendamos: ¿Cómo controlar los permisos de tus aplicaciones en tu smartphone?

Además de que el teléfono de alguien podría estar infectado con algún virus y propagarlo entre otros dispositivos al conectarlo a una estación de carga pública está el riesgo de que alguien infecte la estación misma. O eso podríamos creer. Incluso han habido estudios y experimentos que muestran la posibilidad de que eso suceda. Por ejemplo, hace unos años unos científicos del Instituto Tecnológico de Georgia lograron infectar un iPhone con una estación de cargado.

Lo cierto es que han habido varios intentos de este tipo. En varias universidades y centros de investigación se hacen ese tipo de pruebas para diversos propósitos, como poner a prueba los mecanismos de seguridad de un dispositivo para crear soluciones efectivas a este tipo de problemas. Ahí está el caso, por ejemplo, de la cámara réflex digital que logró ser hackeada para robar las fotos almacenadas en la memoria.

El problema es que muchos de estos experimentos son difíciles de replicar en la vida cotidiana, incluso para los hackers. Y no solo eso, sino que muchos son ineficientes y muchas veces atacan partes del sistema operativo de los teléfonos que constantemente están recibiendo mejoras de seguridad en las actualizaciones. Por otro lado si alguien quisiera infectar una estación de cargado requeriría equipo especial, y en lugares con mucha seguridad como aeropuertos sería difícil que lo hicieran sin resultar sospechosos.

En todo caso siempre conviene estar prevenido y en la medida de lo posible no usar demasiado las estaciones de cargado públicas, a menos que la consideres de confianza. Una opción es que siempre cargues contigo una batería recargable para tu smartphone. Incluso podrías conectar tu batería a la estación de cargado, y la batería a tu celular, anulando así la posibilidad de que se transmitan virus a tu móvil. Por último también debes procurar mantener tu celular actualizado, pues eso disminuirá el riesgo de que tu teléfono se infecte.