¿Qué es un malware, cómo funciona y cómo te puedes proteger?

¿Qué es un malware? Aquí te decimos cómo funciona y también cómo protegerte de estas amenazas a tu seguridad cibernética
Imagen: Ona Systems

El malware es uno de los términos más comunes de escuchar en esta etapa de la era de la información. A la par del crecimiento de las redes y los sistemas computacionales, también lo ha hecho el malware, reforzando la necesidad de priorizar la seguridad informática.

¿Qué es un malware?

En términos simples (muy simples) es lo que su nombre lo indica, una contracción de “malicious software”. Es decir, todo malware es un pedazo de software que tiene intenciones negativas sobre algún equipo, dispositivo, plataforma, etcétera.

Dentro de los más conocidos están el adware, spyware, virus, redes de robots (botnets), troyanos, gusanos, rootkits y ransomware. Es por eso que el malware no es en sí un “virus” informático, sino que el virus es solamente otro tipo de malware.

¿Cómo funciona un malware?

El malware, en sí, no es un ataque cibernético por sí mismo. Estos, a diferencia del hacking directo, necesitan estar alojados por un usuario dentro de un sistema. Es decir, el malware es simplemente la pieza de software que comienza todo un proceso.

Por ahora, existen muchos tipos de malware identificados (los ya mencionados) y cada uno actúa de diferente manera. Para simplificarlo, te explicaremos cómo funcionan los tres más conocidos y populares.

Imagen: Avast

Troyanos

Este es posiblemente el primer acercamiento de cualquier usuario al malware. Además de que siempre se le asocia por su nombre dramático, este fue uno de los malware más populares para atacar sistemas computacionales ante la falta de acceso general a Internet.

Como su nombre sugiere, un troyano es un malware que finge ser un regalito, o más bien, software fidedigno. Sin embargo, una vez que se instala dentro de un sistema o servidor, este deja caer sus verdaderas líneas de código, instalando incluso más malware o descargándolo de la red. Este tipo de malware es sumamente peligroso por la facilidad que tiene de infectar un dispositivo.

Ransomware

Durante los últimos años este es el malware más recurrido y más temido de todos. Básicamente es un secuestro exprés de los servidores que ataca (esta no es una analogía cómica, sino precisa). En cuanto el ransomware se activa comienza a encriptar los datos de todo el servidor y deja una nota simple: hay que pagar por desencriptarla.

Esta es el arma favorita de los hackers actuales, ya que la mayoría de las grandes empresas no se han actualizado y no gastan los suficiente en seguridad informática para estar preparados para un ataque de este tipo.

Spyware

A diferencia de los otros dos malware pasados, el spyware es un tipo de ataque no invasivo y sin agresividad. Se dedica a infectar un sistema y, después, enviar la información de dicho dispositivo al atacante. Generalmente este se utiliza para cometer fraudes financieros.

El spyware se esconde dentro de las líneas de código de tu computadora emulando procesos recurrentes de tu PC, por lo que es difícil identificarlo. Sin embargo, una vez que está dentro de tu servidor toda tu información ya es visible para el atacante.

¿Cómo puedo protegerme del malware?

Ante todo, tienes que saber que ni un solo dispositivo digital está exento de ser atacado por malware. Incluso una calculadora podría ser infectada por este software, solo que, evidentemente, ningún hacker gastará sus recursos en desarrollar malware para robar procesos de calculadora.

Protegerte es complicado, pues involucra una gran cantidad de información que, esencialmente, está simplificada en los diferentes mecanismos de seguridad de Windows, MacOS, Android, iOS y demás sistemas operativos, que además se ayudan de software “antivirus” (con que de aquí viene la mala generalización del malware).

Sin embargo, antes que recomendarte comprar un antivirus (que por supuesto será más eficiente que simplemente actuar a ciegas), tenemos algunos tips para ti:

  • Nunca abras archivos de un ubicaciones desconocidas
  • Examina los paquetes de instalación de todo el software que quieras instalar
  • Verifica si tu software tiene algún respaldo por alguna firma de ciberseguridad
  • Nunca des clicks a links que no provengan de fuentes confiables con certificados de seguridad validados
  • Elimina archivos residuales y mantén un control de tu almacenamiento
  • Vigila de cerca el rendimiento de tus dispositivo, como sus tiempos medios de respuesta, desempeño término y velocidades de procesamiento
  • No aceptes instalaciones extra de ningún software

Finalmente, claro, la recomendación es que busques un antivirus que te pueda proteger frente a la mayoría del malware existente, sin descuidar ninguno de los tips anteriores, pues son cruciales para que tu antivirus no tenga que estar eliminando amenazas cada cinco segundos y en alguna de ellas falle.

***

Platicamos con Dmitry Bestuzhev, representante de Kaspersky Labs en México, y nos indicó cuál es la forma más común de contraer un virus cibernético

ANUNCIO