Pero los equipos ya en el mercado tendrán que atenerse a usar parches.

Brian Krzanich, CEO de Intel, tuvo una presentación con los inversionistas para tratar los más recientes resultados financieros de la empresa. Durante la presentación, Krzanich anunció que los más brillantes ingenieros de Intel ya están trabajando en la nueva generación de procesadores, que tendrán como mayor característica ser inmunes a las vulnerabilidades de Spectre y Meltdown.

El CEO de Intel aseguró que la tarea está en manos de “algunas de las mejores mentes” de la compañía, quienes están buscando implementar soluciones a largo plazo en toda su línea de chips. Además, señalan que los ingenieros han estado “trabajando a contrarreloj” para tener tecnología inmune a las fallas antes de que termine el año. Krzanich sostuvo que continuarán ofreciendo actualizaciones y parches mientras encuentran una solución efectiva para todos sus clientes.

La gente de Intel también mencionó que están realizando cambios en la arquitectura de los procesadores. Pero aclararon que debido a lo complicado del proceso, los nuevos chips estarán listos hasta bien entrado el 2018.

El directivo aceptó que en el último mes han enfrentado reclamaciones, litigios y publicidad adversa derivada del descubrimiento de Meltdown y Spectre, pero cree que sus soluciones lograrán impedir que los reclamos sean un inconveniente mayor para la compañía.

Tal y como ocurrió en presentaciones anteriores, el CEO de Intel no ofreció disculpas a sus clientes, y sólo prometió que futuros productos no incluirán las vulnerabilidades.

En el aspecto financiero, el informe del último trimestre del 2017 (antes del descubrimiento de las vulnerabilidades) fue positivo, por encima de lo estimado. Krzanich terminó su presentación anunciando que, a pesar de los problemas, sus expectativas de crecimiento no han cambiado, y que no esperan ningún impacto significativo en sus ingresos.

fuente The Washinton Post

temas