La RTX 3080 de Nvidia se está vendiendo por más de 100,000 pesos

Los revendedores arruinaron el lanzamiento de la nueva GPU.

El lanzamiento de la nueva GeForce RTX 3080 de Nvidia fue un desastre del que nadie se salvó. Solo unos pocos afortunados pudieron conseguir su gráfica recién salida del horno, y muchos otros se quedaron esperando a que las tiendas volvieran a surtirse. Mientras tanto el precio de la GPU se ha disparado por los cielos a cantidades ridículas, y en algunos sitios como Amazon los vendedores la andan ofreciendo por más de 100,000 pesos.

Usando la conocida función de “Notificarme cuando el producto esté disponible” de Amazon, muchos se han topado con que la RTX 3080 se ofrece por la extravagante cantidad de 5,000 dólares, el equivalente a unos 106,792 pesos mexicanos. Y por sorpresa también se han esfumado de la nada estas supuestas GPUs, y actualmente ya no están disponibles.

(@TechDeals_16)

Los demás modelos de la GPU listados en Amazon tampoco están disponibles ya, por lo que activar la notificación es una opción bastante obvia si los consumidores quieren conseguir una lo más pronto posible. Lo que no espera nadie es que le avisen que se está vendiendo por varios miles de dólares cuando el precio de lanzamiento fue de tan solo 699 USD.

En eBay las cosas tampoco van muy bien. Tan solo unos momentos  después del lanzamiento oficial de la gráfica ya se estaban ofreciendo por tres o cuatro veces el precio original del producto, inflándolo por arriba de los miles de dólares.

Algunos han intentado tomar represalias contra los revendedores usando bots que ofrecen cantidades ridículas en subastas de eBay que van de los 50,000 a los 80,000 dólares. Así asegurarían que el producto no tenga un comprador real, dándoles su merecido a quienes han abusado de la escasez de la gráfica.

Por su parte Nvidia se disculpo por el lanzamiento de la RTX 3080, que nombró como el “mejor lanzamiento de una GPU y a la vez el más frustrante.” Declararon que “no estábamos preparados para esto, ni nuestros socios. Ofrecemos nuestras disculpas.”