El dispositivo ayudará a detectar a tiempo casos de cáncer de mama.

El IMSS llegó a un acuerdo con Higía Technologies, una startup fundada por estudiantes del Instituto Tecnológico de Monterrey, para probar a nivel nacional una innovación tecnológica desarrollada por el grupo de emprendedores: ni más ni menos que EVA, un sostén lleno de sensores táctiles que, gracias a un algoritmo basado en inteligencia artificial, permite detectar cáncer de mama en etapas tempranas.

Los sensores de EVA mapean la superficie del seno de su usuaria y detectan cambios abruptos en la temperatura del seno, que se traducen en la aparición prematura de cáncer de mama. Los tumores requieren mayor sangre para su crecimiento, por eso el exceso de vascularización genera mayor flujo de temperatura en la zona.

EVA es una idea de Julián Ríos, un joven de 18 años que tuvo que ver como su madre padeció en dos ocasiones cáncer de mama. Preocupado por la salud de su madre, desarrolló un parche lleno de más de 200 biosensores que se coloca en un brasier normal y detecta prematuramente el padecimiento mandando la información a un smartphone con el que se vincula. Al ver el potencial de su idea, Ríos fundó Higía Technologies, una startup de la que también es CEO y en la que colaboran José Antonio Torres, el Director de Tecnología de la empresa; José Ángel Lavariega, Director de Innovación y Desarrollo; y Fernando López, desarrollador de software.

El parche está desarrollado para realizar un diagnostico semanal de su usuaria, mismo que tarda 60 minutos. Es necesario recordar que no se debe realizar ningún tipo de ejercicio cuando el dispositivo realiza su diagnostico, debido a que distorsionaría sus resultados.

El IMSS cree que EVA podría ayudar a detectar de manera temprana casos de cáncer de mama, por eso realizará pruebas con el dispositivo en diferentes puntos del país.

https://www.youtube.com/watch?v=6tBCrd8GtBg

fuente UNAM Global

temas