Así era el helicóptero en el que Kobe Bryant perdió la vida

La leyenda de Los Angeles Lakers adquirió este modelo de helicóptero en 2016.

El mundo se paralizó cuando se reveló que la leyenda del baloncesto Kobe Bryant había perdido la vida, junto con su hija Gianna, de 13 años, y al menos otras 7 personas personas que también viajaban a bordo de la aeronave del propio exjugador de los Lakers, un Sikorsky S76 diseñado por la compañía Sikorsky Aircraft Corporation. El helicóptero se trataba de un tipo de vehículo que incluso es utilizado por la reina Isabel II y la familia real. 

También te recomendamos: Este es el corto animado con el que Kobe Bryant ganó el Oscar

La aeronave en la que perdieron la vida la vida Kobe  y su hija Gianna el pasado 26 de enero, fue diseñada en los años 70. Bryant había adquirido este modelo en 2016, que ya contaba con 30 años de antigüedad. El helicóptero fue construido en 1991, tenía dos motores, un rotor principal y una cola con cuatro aspas. Era de tamaño medio y además contaba con un tren de aterrizaje retráctil. Kobe solía utilizar este medio de transporte con regularidad desde sus años como jugador de Los Angeles Lakers para evitar contratiempos con el tráfico de la ciudad.

La aeronave también estaba personalizada en sus exteriores, con el logotipo de su marca personal y la marca deportiva que utilizó toda su vida.

Antes de que este S-76 se convirtiera en propiedad de Bryant, el estado de Illinois usaba la aeronave como transporte para personalidades. Pero en un principio este tipo de helicópteros habían sido fabricados para trasladar a trabajadores a plataformas petroleras en altamar, además de que algunos submodelos, con una serie de mejoras, también fueron destinados para uso exclusivo de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Hasta el momento, se presume que los nuevos pasajeros a bordo de este Sikorsky S76 perdieron la vida debido a la densa niebla que se presentó en la ciudad de Los Ángeles la mañana del domingo, razón por la que incluso los helicópteros de la policía de la ciudad ni siquiera salieron a patrullar el día de ayer. Bryant llevaba a su hija y a una amiga a partido de baloncesto. El vuelo duró 41 minutos.