El excampeón de ajedrez cree que es imposible limitar el desarrollo de la inteligencia artificial, y que es necesario adaptarnos a ella.

Cuando grandes científicos y tecnólogos apuestan por limitar el desarrollo de la inteligencia artificial (IA), surgen voces que no están completamente de acuerdo con ellos. Una de las más controvertidas opiniones surge del mismísimo gran maestro del ajedrez, Garry Kasparov.

Kasparov es uno de los más grandes campeones del ajedrez de la historia, pero es recordado en el mundo tecnológico por haber sido derrotado por Deep Blue, la supercomputadora de IBM, un evento que marcó pauta en el desarrollo de la IA, sobre todo en el apartado de la velocidad de cálculos. A pesar de que Kasparov siempre sospechó que la computadora de IBM hizo trampa, debido a un par de inconsistencias en el juego y porque IBM no aceptó presentar los registros de su programa, ahora es un entusiasta de la inteligencia artificial.

El maestro del ajedrez ofreció una entrevista a la BBC, en la que señala que es imposible ir en contra del desarrollo de la inteligencia artificial, por el contrario, debemos prepararnos para su masificación, que tendrá consecuencias indudables en la vida laboral y social.  Para Kasparov la inteligencia artificial es una señal más del progreso tecnológico, y lo único que nos queda es prepararnos para afrontarlo de la mejor manera.

El histórico día en que Kasparov fue derrotado por Deep Blue.

Los responsables de la entrevista señalan que es inminente que la inteligencia artificial nos quitará muchos trabajos y por eso acudieron a Kasparov, un personaje que fue, en sus palabras, “humillado públicamente por una máquina”. Contrario a lo que pensaban, Kasparov no se mostró rencoroso en contra de las máquinas:

“A eso se le llama progreso. Las máquinas han sustituido a los animales de granja y a todo tipo de trabajos manuales, y ahora las máquinas van a suplantar más partes no especializadas del conocimiento o el trabajo. Está pasando y no deberíamos alarmarnos por ello. Deberíamos tomarlo como un hecho y mirar al futuro, intentando entender cómo podremos adaptarnos a esta nueva realidad”, señaló el maestro del ajedrez.

A pesar de su postura, Kasparov no evitó dedicarle unas palabras –nada halagadoras– a su némesis Deep Blue:

“Deep Blue era tan inteligente como tu reloj despertador. Un reloj despertador muy caro, un reloj despertador de 10 millones de dólares, pero que seguía siendo un reloj despertador. Muy potente en fuerza bruta, con muy pocos conocimientos ajedrecísticos. Pero el ajedrez demostró ser vulnerable a la fuerza bruta de la máquina. Podía ser vencido una vez que el hardware fuera lo suficientemente rápido, las bases de datos lo suficientemente grandes y los algoritmos lo suficientemente inteligentes”, indicó Kasparov.

Actualmente se encuentran dos posturas relacionadas con la inteligencia artificial: una que busca limitar su uso, y otra que busca exponenciarlo. Sea como sea, las dos coinciden que en el futuro inmediato veremos como la inteligencia artificial comenzará a dejar sin empleo a millones de personas.

fuente BBC

temas