Estados Unidos ordena una investigación de seguridad contra TikTok

La compañía china compró ByteDance sin consultar al Comité de Inversión Extranjera y eso ha desatado serias dudas sobre el objetivo de las empresas.
Tik Tok

El Gobierno de Estados Unidos inició una investigación de “seguridad nacional” contra la empresa matriz de la red social TikTok, luego de que comprara ByteDance Technology Co, una de las startups de más rápido crecimiento en China y que además poseé a la plataforma de noticias Jinri Toutiao.

De acuerdo a la agencia Reuters, los legisladores estadounidenses están “preocupados” de que la compañía china pueda estar censurando contenido políticamente sensible y quieren algunas respuestas en relación a cómo es que Tik Tok está almacenando datos personales.

Por su parte, el Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS), que revisa los acuerdos de los compradores extranjeros por posibles riesgos de seguridad nacional, está revisando el acuerdo de Musical.ly con TikTok, ya que los chinos no buscaron la autorización de la CFIUS cuando se realizó la compra.

“Con más de 110 millones de descargas solo en los EE. UU., TikTok es una amenaza potencial de contrainteligencia que no podemos ignorar”, escribieron el líder de la minoría del Senado de los Estados Unidos, Chuck Schumer, y el senador Tom Cotton a Joseph Macguire, director interino de inteligencia nacional de Estados Unidos.

TikTok se ha convertido en una de las plataformas más populares entre los adolescentes estadounidenses, con 26.5 millones de usuarios activos, de los cuales el 60% tienen entre 16 y 24 años.

“Si bien no podemos comentar sobre los procesos regulatorios en curso, TikTok ha dejado en claro que no tenemos mayor prioridad que ganar la confianza de los usuarios y reguladores en los Estados Unidos. Parte de ese esfuerzo incluye trabajar con el Congreso y estamos comprometidos a hacerlo”, dijo un portavoz de TikTok y aclaró que China no tiene jurisdicción sobre el contenido de la aplicación, que no opera en ese país y no está influenciada por ningún gobierno extranjero.

Reuters dice que Estados Unidos ha estado analizando cada vez más a los desarrolladores de aplicaciones sobre la seguridad de los datos personales que manejan, especialmente si algunos de ellos involucran al personal militar o de inteligencia de los EE. UU.