Está sucediendo. Este increíble androide es sencillamente genial. También da un poco de miedo.

Los androides, en la vida real y en la ficción, nos cautivan porque representan una mezcla de sueño, temor y movimiento, de vida y de acción sobre la materia. Son nuestro espejo y al mismo tiempo nuestra forma de jugar a ser demiurgos. Así lo ha demostrado Hiroshi Ishiguro, considerado el chico malo de la robótica japonesa, quien ha creado un androide semi automático femenino de nombre Erika.

De momento Erika no puede mover aún las manos, pero la fluidez de su voz es impresionante. The Guardian ha creado un documental de 15 minutos donde se muestran las habilidades de este androide que para Ishiguro y su colega Dylan Glas es más una obra de arte que un avance científico, así como los antiguos autómatas. Ambos científicos lograron crear este robot en colaboración con la universidad de Osaka, Kyoto y el Advanced Telecommunications Research Institute International.

Hiroshi Ishiguro y su robot inspirado en él mismo.

Erika es entrevistada acerca de sus sueños y confiesa que espera mover los brazos y las piernas; mientras tanto Ishiguro asegura que este avance puede definir el futuro y nuestra relación con los robots.

Tanto Ishiguro como Glas quieren liberar a Erika para que conviva con los humanos, pero mientras logran esto, The Guardian abrió un espacio para que puedas disipar todas tus dudas preguntándole a la propia androide y a sus creadores. Las mejores preguntas serán presentadas en otro video la siguiente semana. Así que es tu momento. Para qué suceda.

fuente The Guardian

temas