¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Drones ayudaron a detener el incendio de Notre Dame

El incendio de la Catedral de Notre Dame pudo detenerse gracias a la ayuda de la tecnología.
(Gigarama)

El día de ayer, 15 de abril, el mundo se conmocionó por el lamentable incendio de la Catedral de Notre Dame, que lesionó buena parte de una de las iglesias más importantes de la historia, considerada patrimonio de la humanidad. Afortunadamente, la estructura de Notre Dame logró salvarse, y dentro de poco comenzará a reconstruirse.

Los bomberos parisinos utilizaron drones DJI para rastrear la progresión del fuego de Notre Dame y encontrar las mejores posiciones para apuntar sus mangueras al fuego. Al volar los drones DJI Mavic Pro y Matrice M210 sobre la catedral de Notre Dame, los bomberos pudieron obtener datos esenciales para domar las llamas.

Gabriel Plus, portavoz de los bomberos de París, indicó a los medios que los vehículos aéreos no tripulados fueron fundamentales para salvar la estructura de la catedral. “Los drones nos permitieron usar correctamente lo que teníamos a nuestra disposición”, indicó Plus.  Los bomberos se apoyaron de la cámara de luz visible y el zoom óptico del Mavic Pro, que les permitió tener una visión muy clara de la evolución del incendio.

Aquí una imagen tomada con ayuda de un drone de la policía local.

Los drones no están autorizados para volar sobre París e, incluso, tienen un geobloqueo implementado por DJI por orden del gobierno local. Pero DJI eliminó las restricciones de vuelo de los drones para cooperar con las autoridades, de acuerdo con un portavoz de DJI. De acuerdo con DJI, el ministerio de cultura e interior de Francia proporcionó los drones, que forman parte de una unidad especial de la policía de París.

“Los bomberos ahora han integrado y entendido cómo adoptar nuestra tecnología para complementar misiones de búsqueda y rescate … [y] extinguir incendios, como lo vimos en Notre Dame. La misión fue delicada y se apoyaron con la Unidad de Drones de la Policía de París, que es un equipo de pilotos profesionales de vehículos aéreos no tripulados listos para intervenir en misiones críticas”, indicó el portavoz de DJI.

Aquí una imagen de la Unidad de Drones de la Policía de París ayudando a los bomberos a ver la progresión del incendio:

El fuego devastó el techo, la icónica aguja, parte de la vidriera y el órgano tubular de la catedral. Por el momento, la hipótesis más plausible indica que el incendio fue un accidente, causado por trabajos de renovación en curso.