¿Cuál es el mejor CPU para editar video en 2021?

Elegir un buen CPU para editar video es lo más importante a la hora de armar tu computadora. Este es el ganador de procesador en 2021
El mejor CPU para edición de video en 2021 está en las manos de AMD | Fuente: TechSiting

A la hora de editar video y de armar una computadora para este propósito hay que tener en cuenta muchas variantes, pero la más importante siempre será el procesador. Este es el mejor CPU para edición de video en 2021 y el por qué deberías elegir esta pieza de hardware.

Sin embargo, antes de decirte al mero mero de los procesadores actuales para la edición de video, primero tenemos que entender qué es lo que hace el CPU en este tipo de tareas para que, por supuesto, se justifique la respuesta.

Tener un buen CPU es la mejor forma de no pasar penas al editar video | Fuente: Adobe

Cuando se trata de edición de video estamos hablando de una tarea sumamente demandante. El rendimiento componentes y las necesidades en la edición de video no son como jugar videojuegos o hacer tareas de ofimática, porque en vez de solo reproducir contenidos o de sencillamente utilizar herramientas sencillas, estamos creando materiales nuevos a partir de materiales que ya tenemos dentro de nuestra computadora.

Es decir, nuestra computadora está codificando nuevos recursos computacionales a través del software de edición de video, que requiere utilidades de almacenamiento, de buffer de memoria y, por supuesto, de procesamiento en bloques, por lo que el CPU se convierte en la pieza más crucial, pues administra todos los componentes necesarios, además de que luego hará que todo eso se condense en un nuevo archivo a través del renderizado.

Buscar un CPU que se adapte mejor a estas necesidades, variadas, complejas y demandantes, es sencillo mirando a la gama alta de procesadores, pero hay uno que actualmente sobresale encima de todos y es el Ryzen 9 5950X, que no solamente es el mejor para videojuegos, sino también para las tareas en software de productividad en edición de video como DaVinci Resolve o Premiere Pro.

La nueva arquitectura de AMD, la Zen 3, mejoró muchísimo el acceso a la caché, además de que hizo mucho más eficiente el TDP, por lo que puede alcanzar velocidades altas sin perder en ningún momento estabilidad, ni el poder de acceso a todos sus núcleos, algo que lo hace destacar sobre los procesadores de Intel tanto de décima como de onceava generación, que tienen velocidad muy altas en single core, pero adolecen mucho cuando se trata del multi core.

La carga de trabajo de los principales editores de video descansa sobre el CPU | Fuente: Adobe

Asimismo, el contar con 16 núcleos y 32 hilos hace que las cargas de trabajo sean perfectamente distribuidas y nunca saturen la capacidad de procesamiento del CPU. Al editar video, los procesos y las cargas de instrucciones son pesadas y largas, pero este CPU es capaz de diversificarlas con eficiencia en todo tipo de videos, ya sea en edición a FHD, 4K e incluso a 8K (con componentes que vayan de la mano, por supuesto).

También los CPU de AMD permiten que en el trabajo de renderizado se trabaje tanto en CPU como en GPU, algo que solo es posible en procesadores de Intel con gráficos integrados. El hacer renderizado con GPU no es tan determinante como lo es con procesador, sin embargo, es un desahogo necesario para editores de video que hacen trabajos a 4K o con cargas de contenido de bitrates altos.

Sin embargo, la carga de núcleos y de hilos del Ryzen 9 5950X es muchas veces un overkill para lo que, tal vez, la mayoría de editores de video realizan en el día a día, considerando que es un CPU de 800 dólares; pero aquí es donde entra la magia. Evidentemente no habrá mejor procesador que este, pero la arquitectura Zen 3 está en los demás Ryzen de quinta generación.

Un Ryzen 7 o 5 de esta generación bien puede suplir a un Ryzen 9 5900 o 5950 porque trabaja bajo el mismo tipo de arquitectura, que tendrá la misma disposición aunque con menos fuerza bruta y una menor capacidad en tareas mucho más demandantes, como en la creación de gráficos en 3D, por ejemplo, además de los tiempos de renderizado, que será el apartado donde esto sea más notorio.

La arquitectura Zen 3 mejoró la eficiencia de toda la serie de procesadores Ryzen | Fuente: AMD

Así que ahora lo sabes. Por ahora y durante 2021, Ryzen tiene la batalla ganada contra los Intel Core, que siguen limitados y no han conseguido llegar a la manufactura de 7nm, que si bien no es algo tan determinante en muchas cosas, sí lo es para construir procesadores mucho más eficientes en desempeño término y cargas de trabajo multicore.

***

Toda la tecnología la encuentras también en nuestro canal de YouTube