Reseña: Ryzen 7 5800X – AMD ya solo compite contra sí misma

| 13 de enero de 2021
El Ryzen 7 5800X nos demostró que AMD en este momento solo compite contra sí misma, con un salto increíble en rendimiento... y en precio

El Ryzen 7 5800X, con la nueva arquitectura Zen 3 de AMD llegó para ser el nuevo rey de los 8 núcleos… y ciertamente lo cumple, pero con un gran pero, que por momentos se justifica y por momentos no.

Fuente: AMD

La historia de los Ryzen 7 dentro de la alienación de procesadores de AMD es bastante peculiar. Son el punto donde comienza la gama alta, pero no son para nada el tope ni algo parecido de esta serie de CPU.

Son un paso antes de los Ryzen 9 y un paso adelante de los Ryzen 5. Su desempeño, a lo largo de estos años, es algo que ha podido ser catalogado como para usuarios entusiastas que buscan el performance de la gama alta, con algunas excepciones, a un precio que es por demás justo y mucho menos elevado.

Sin embargo, esta generación está haciendo algo bastante extraño con esta familia de procesador, porque el precio ahora mismo no parece justificarse en rendimiento, número de núcleos y desempeño. No porque sea inferior a su anterior , porque en realidad el salto generacional es notable en todas las áreas posibles, sino porque contrapone un poco la razón de existencia de la serie Ryzen 7.

Fuente: AMD

Benchmarks

A nivel de rendimiento, el Ryzen 7 5800X está solamente detrás de los dos modelos más grandes de la gama doméstica y la generación anterior del mismo, los Ryzen 9 5950x, 5900, 3900 y 3950X en DaVinci Resolve en renderizado a 4K con un score de 1129 puntos.

Fuente: Techspot

En cuando a Cinebench R20 en single core alcanzó 625 puntos, solo por debajo del tope de gama de esta generación,lo que comprueba que el desempeño de esta generación de CPU de AMD mejoró muchísimo en este apartado, que era en lo que Intel sacaba ventaja a pesar de que no han superado la barrera de los 14nm, pero siguen aumentando las velocidades de reloj base en sus nuevos modelos.

Fuente: Techspot

En cuanto al multi core de este mismo benchmark, el Ryzen 7 5800X no logró figurar tan alto, sin embargo sí consiguió superar con creces a su predecesor con un score de 5982 puntos contra los 4884 de la generación pasada. Ambos resultados son muestra de que la nueva disposición de la arquitectura Zen 3 para la caché L3 es sumamente eficiente no solo para el TDP, sino también para el rendimiento en tareas de estrés de procesador.

Fuente: Techspot

Finalmente en estos benchmarks facilitados por Techspot, el Ryzen 7 5800X logró un score de 837 segundos en la compilación de datos de Blender, debajo del Core i9 10900K, superando su anterior generación anterior por un gran margen de más de 100 segundos.

Fuente: Techspot

Como un procesador dedicado a tareas de productividad, entre diseño, trabajo de oficina o renderizado, el Ryzen 7 5800X logró un buen avance respecto a su predecesor y logró superar en algunos puntos al procesdor más poderoso de Intel en el mercado, el Core i9 10900K, mejorando significativamente su desempeño en single core, derivado también de su eficiencia energética y del Zen 3, que está siendo uno de los aciertos más grandes en la ingeniería de AMD.

Sin embargo, una de las promesas de la empresa para esta generación fue el sobresalir dentro del ambiente gaming. Esta área ha sido dominada por Intel durante muchísimos años. De hecho, la salida de la serie Ryzen fue una respuesta directa a los procesadores de Intel en ese departamento.

Su solución en un inicio fue entregar procesadores capaces de desempeñar tareas mul ticore con gran eficiencia y, en segundo plano, el single core, que es una de las necesidades básicas del gaming. Esto, por supuesto, derivó en unidades perfectamente capaces para el trabajo diario de una PC, aunque no tan deslumbrantes en el gaming… hasta ahora.

El salto se nota y bastante. A la par de su nueva generación de GPU, sus nuevos procesadores tienen un desempeño nunca antes visto en AMD, lo cual también les dio algunas concesiones a la hora de lanzar sus nuevos productos, pero eso es algo que hablaremos más adelante.

Cyberpunk 2077 (1080p – Ultra)

A pesar de ser un desastre de juego es un buen punto de comparación en cuanto al desempeño de componentes de nueva generación. En este título el Ryzen 5800X es capaz de sacar hasta un 20% más de FPS que su predecesor, llegando hasta a los 82 FPS estables en FHD y toda la configuración en Ultra.

Desafortunadamente, no podemos probar el Ray Tracing en este título ya que no soporta el trazado de rayos de las gráficas Radeon aún y está reservada para NVIDIA RTX.

Fuente: Código Espagueti

Call of Duty Black Ops: Cold War (4K – Ultra con Ray Tracing)

El nuevo título de COD se beneficia bien del desempeño multi core del Ryzen 5800X, llegando a 60 fps sin problema y sin saturar del todo el CPU con los gráficos al máximo en casi cualquier condición. Su estabilidad es de notar en cada uno de los títulos que probamos y no tiene realmente ningún tipo de dificultad con ningún juego moderno o antiguo por el momento.

Aunque realmente nadie va a jugar un shooter arcade con Ray Tracing activo, es de notar también que su capacidad no se merma en ningún momento.

Fortnite (4K – Ultra con Ray Tracing)

En Fortnite, al igual con todos los gráficos al máximo, no hay ningún problema para pasar de los 60 FPS. En este caso, el CPU nunca superó el 40% de uso y en configuraciones más bajas pensadas para el juego competitivo los FPS se disparan y el procesador ayuda bastante a dar estabilidad a todo lo que hay en pantalla.

Otras pruebas:

  • Assassin’s Creed: Valhalla (FHD – Ultra): 80 FPS
  • Valorant (4K – Ultra): 240 FPS
  • Microsoft Flight Simulator (FHD – Ultra): 55 FPS
  • Red Dead Redepmtion 2 (4K – Ultra): 50 FPS

El gran pero…

La familia Ryzen 7 era, hasta ahora, una gran apuesta de AMD por cubrir el mercado de gama alta sin hacer que sus usuarios se fueran necesariamente al procesador más grande, que en este caso es el Ryzen 9, y como en toda la familia de nuevos procesadores de la marca, el precio era un gran agregado.

Sin embargo, con el paso a Zen 3 parece que algo cambia de raíz en la manufactura de estos y es, en parte, por los procesos del silicio que se utiliza para crearlos, ya que ahora el Ryzen 7 está construido también con el silicio de la gama más alta, lo que incrementa su precio (también su rendimiento, evidentemente), pero al no ser un procesador de más de ocho núcleos, continúa con un precio elevado que no alcanza el precio por núcleo de los demás, ya sea en la gama media, en el Ryzen 5, o en la gama alta, con el Ryzen 9.

Fuente: AMD

El precio parece un poco más elevado de lo que realmente podríamos esperar de un CPU de 8 núcleos, aunque se sostiene por el rendimiento que realmente da un salto impresionante en muchas áreas y lo equipara con el procesador más grande de la competencia y lo deja solo detrás del Ryzen 9 5900X y 5950X.

Los 449 dólares se justifican… pero a medias, porque por solo 100 dólares más parece mucho más conveniente irse a un procesador de 12 núcleos y con un rendimiento sin comparación en el mercado por el momento. Sin embargo, con la falta de stock de… todo, básicamente en este momento, un Ryzen 7 5800X también es una opción viable porque disponibles para compra no hay muchas posibilidades.

Lo bueno
  • Rendimiento
  • El salto de Zen 3
  • TDP
  • Es de los pocos que cuentan con stock
  • Rendimiento mononúcleo
  • Rendimiento en gaming
  • Estabilidad para OC
Lo malo
  • Precio
  • No viene con disipador incluido como todas las generaciones pasadas
Veredicto

El Ryzen 5800X es una apuesta arriesgada, pero finalmente una que vale la pena en el resultado final. Estamos frente al salto más grande de AMD en cuanto a rendimiento de CPU en todas sus áreas. Por ahora, este es sin duda el más complejo de entender de todos los de la nueva alineación en la serie 5000, pero no se queda atrás en ningún apartado.

Más allá de ser para gaming, que es una bestia en esas áreas, es un CPU dedicado a áreas que requieren mucha más estabilidad en el trabajo multi core, como para diseñadores, editores de video o cualquier programa que requiera de una potencia bruta en diferentes áreas.

El problema del precio, aunque es real, es mucho menos notorio en nuestra región (Latam), porque con los impuestos de importación de cualquier manera jamás veremos precios como esos 449 dólares de precio de lanzamiento y el Ryzen 9 llegará con aún más que solo 100 dólares de diferencia de precio.

Fuente: AMD

Por otro lado, el hecho de que contemos con componentes de la más alta calidad, reservada para la gama alta doméstica y los CPU para servidores, nos asegura que esta generación será mucho más duradera al largo plazo que las anteriores, cuando ya de por sí Ryzen tenía una calidad de construcción bastante importante.

Sin duda AMD está en la cima actual de CPU y se nota, no solo en el rendimiento sino también en el embalaje. Cuando alcanzas esa cima como compañía te das ciertos lujos, como quitar los disipadores de tus productos, que fue el caso en esta generación de Ryzen. Aunque no es algo que impacte realmente en el rendimiento del producto en sí, era algo que también caracterizaba a AMD encima de Intel.

Asimismo, usar un CPU de silicio de alta calidad y capaz de hacer OC algo violentos sin un disipador o un sistema de refrigeración competente parece en sí mismo una locura, pero ahora es algo que tendrás que conseguir por tu cuenta.

Test bench para esta reseña:
  • Motherboard: Asus Prime B550-Plus
  • CPU: Ryzen 7 5800X
  • GPU: Radeon RX 6800
  • RAM: 32 GB 3600 GHz G Skill Trident Z Neo
  • Almacenamiento: 500 GB NVMe M.2

***

Si eres gamer, creador de contenido o quieres dejar tu trabajo para volverte youtuber, tal vez valga la pena considerar la compra de este micrófono ideal para escucharte fuerte y claro (y lucir cool en el proceso).

Más reseñas