¿Cómo funciona el touchscreen de tu smartphone?

Todos usamos touchscreen de nuestros dispositivos todo el tiempo, pero ¿Sabes cómo funciona?
(Pixabay)

Sacas tu Smartphone, lo activas, presionas el touchscreen y el mundo se abre ante ti. Parece un proceso fácil, pero los procesos y elementos que se juntan para hacer esto posible son muchos. Por ejemplo, las pantallas de nuestros equipos. A continuación te explicamos cómo funciona el touchscreen de tu smartphone.

También te recomendamos: ¿Qué es el streaming, cómo funciona y para qué sirve?

Hace algunos años las pantallas táctiles más comunes eran las de resistencia, capaces de reconocer un solo toque a la vez, hoy las pantallas capacitivas carecen de esas limitantes además poseen mayor sensibilidad, calidad de imagen y nivel de respuesta en comparación con otras pantallas táctiles.

Las pantallas capacitivas de tus equipos se componen de 3 elementos principales. El primero es la capa superior, donde se encuentra un cristal templado químicamente, cinco veces más fuerte que el cristal normal. Este material sustituyó al plástico de los celulares de antaño, mismo que se rayaba con gran facilidad.

La pantalla capacitiva y el principio de su funcionamiento

En la capa intermedia está la pantalla táctil que detecta la presencia y localización de materiales conductores de electricidad, como podrían ser tus dedos o un lápiz digital, gracias a su capacitor: dos cuadrículas transparentes, una con carga positiva y otra con carga negativa, impresas en un material llamado óxido de indio y estaño (ITO, por sus siglas en inglés).

En la capa inferior se localiza la tecnología OLED: una cuadrícula que produce imágenes de alta calidad gracias a sus millones de pixeles individuales. Cuando tu dedo se desliza o presiona un punto en la pantalla, se altera el campo eléctrico del smartphone. Este cambio en la pantalla es registrado por el procesador de tu teléfono inteligente. Una vez que identifica el punto que tocaste en las cuadrículas, reconoce el comando táctil y ejecuta la acción que quieres realizar: desbloquear tu equipo, desplazarte a lo largo de una página web o apretar el botón para contestar una llamada.

Esta revolucionará tecnología que se popularizó en 2007, con la llegada del iPhone, pero los estudios que la hicieron posible comenzaron en la década de 1970.

ANUNCIO