Foto: Karlis Dambrans

La comunidad tecnológica comienza a calificar las políticas de uso de las televisiones inteligentes de Samsung como orwellianas.

A pesar de que no es algo nuevo saber que los dueños de una televisión inteligente son susceptibles a ser espiados, como lo descubrió de primera mano el consultor de tecnología Jason Huntley, ha causado mucha polémica el que Samsung abiertamente reconozca sin problemas que espía a los dueños de sus SmartTVs.

El debate sobre la manera en que Samsung espía a sus usuarios inició cuando alguien en Reddit publicó los contratos de privacidad que se incluyen con los televisores. Entre cientos de líneas referentes a cuestiones técnicas y legales, se escondía una condición que había sido pasada por alto por la mayoría de usuarios de los televisores:

“Samsung y tu dispositivo podrían almacenar comandos de voz y textos asociados para ofrecerte el servicio de Reconocimiento de Voz y evaluar y mejorar sus funciones. Por favor, tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información privada o sensible, esa información podría ser transmitida a empresas de terceros.”

En cuanto la información referente a las políticas de uso de las televisiones de Samsung se hizo pública, diversos sitios y usuarios de redes sociales comenzaron a equiparar a la firma coreana con el Gran Hermano, indicando que la compañía parece haber sacado sus palabras de la novela 1984.

Después de que la polémica comenzó a crecer, Samsung tuvo que salir ha apagar las críticas en su contra. Por medio de un comunicado difundido por TechCrunch, la compañía indica que los usuarios pueden desactivar la función de reconocimiento de voz a través de sencillos pasos, o simplemente no conectar la televisión a Internet. Además, la compañía surcoreana niega que se venda información personal a terceros sin el conocimiento de sus usuarios.

“Samsung no vende los datos de voz a terceros. Si el consumidor consiente y utiliza la función de reconocimiento de voz, se proporcionan los datos de voz a un tercero durante un registro de comando de voz solicitado.”

Llama la atención toda la cantidad de información que surgió sobre este tema el fin de semana, sobre todo porque lo que realiza Samsung no es muy diferente a lo que hace, por ejemplo, Facebook con la información privada de sus usuarios desde hace años.

fuente Tech Crunch

temas