La compañía coreana podría estar desarrollando un nuevo reloj inteligente, el cual funcionaría sin necesidad de conectarse a un smartphone.

Según un reporte de The Wall Street Journal (WSJ), en Samsung ya preparan al sucesor del Gear 2, un dispositivo cuya principal novedad sería la de incluir una tarjeta SIM. Esto significa que el smartwatch funcionaría de forma totalmente autónoma, a diferencia de la mayoría de relojes inteligentes que están actualmente en el mercado.

El diario señala que el aparato sería capaz de hacer llamadas, enviar mensajes y medir el ritmo cardíaco. En otras palabras, hablamos de una versión miniatura de un smartphone. Además, el WSJ también asegura que el reloj funcionaría con Tizen, el sistema operativo de Samsung que ya se incluye en otros aparatos de la marca.

Y aunque no son más que rumores, parece que los coreanos tienen varios proyectos en desarrollo, pues apenas ayer nos enteramos de que también podrían existir planes de lanzar unas gafas de realidad virtual.

vía TechCrunch

fuente The Wall Street Journal

temas