La razón detrás de la decisión sería meramente una reestructura corporativa. 

De acuerdo con información difundida por Reuters, Samsung Electronics está contemplando una reorganización administrativa. Si se aprueba, la medida más importante de la reestructura corporativa sería dividirse para formar una compañía de holding y otra encargada de las operaciones de la empresa.

La reorganización también incluiría pagar un dividendo especial entre sus accionistas (equivalente a 26 mil millones de dólares), además de devolver al menos el 75% del flujo libre de caja a los inversores y, algo que ya se confirmó, contratar a algunos asesores independientes para realizar un estudio interno que tomaría al menos seis meses.

Supuestamente la propuesta de división de la compañía proviene del fondo de cobertura Elliott Management, que actualmente posee el 0.6 % de Samsung. La idea detrás de la división es aumentar el valor de las acciones de la compañía coreana, mantener contentos a los inversores, y aumentar el poder de decisión de la familia Lee (Jay Y. Lee y sus dos hermana), los herederos de los fundadores de Samsung.

De momento, Samsung no ha confirmado la información, aunque un vocero de la compañía indicó que sí planean realizar un anuncio importante relacionado con la organización de la compañía. Los analistas financieros esperan que, si no se da la reorganización, por lo menos se anuncien cambios en la estructura de control de la compañía.

Si se confirma la división de Samsung, ésta sería la mayor reestructuración de la compañía en sus 47 años de historia.

fuente Reuters

temas