La película de Ready Player One tiene muchos cambios con respecto al libro de Ernest Cline.

Todos los que hemos visto Ready Player One coincidimos en que es el gran regreso de Steven Spielberg al cine de aventuras, y estamos seguros de que la cinta se convertirá en un clásico del género. Pero también es evidente que la película tiene muchas diferencias con el libro homónimo de Ernest Cline. Y aunque era de esperarse que la adaptación cinematográfica difiriera de la novela original, la presencia de Cline como uno de los guionistas de la cinta nos hacía pensar que los cambios serían mínimos. Nos equivocamos.

A pesar de no ser 100% fiel al texto, los mayoría de los cambios benefician al ritmo del relato que intenta contar Spielberg. Contrario a lo que ocurre con otras adaptaciones, la cinta no se siente apresurada, ni parece un resumen del libro, sino que tiene una personalidad propia y logra contar una aventura épica y presentar un universo fresco, aun si ya leíste la novela.

Si bien los cambios entre el libro y la películas son muchos (sobre todo en cuanto a cameos y referencias), aquí te dejamos los 10 más importantes. Obviamente son spoilers, así que, si no quieres perderte alguna de las sorpresas de la cinta, mejor espera a ver Ready Player One en el cine antes de leer lo que sigue.

1. James Halliday y la obsesión por los ochenta

En el libro, luego de que James “Anorak” Halliday anuncia que ocultó un easter egg a lo largo de OASIS, todo el mundo se obsesiona con la cultura pop de los años ochenta. La razón detrás de eso es que, para encontrar el easter egg (que otorgará toda la fortuna de Halliday y el control de OASIS), los gunters buscan afanosamente comprender la psicología de Anorak. Halliday era un obseso de los ochentas, y con la puesta en marcha de la cacería del easter egg, logra que todo el mundo se interese por sus propias filias ochenteras.

En la película se deja de lado la obsesión mundial por los años ochenta. De hecho, vemos más referencias a los noventa, la década pasada y los años recientes, con cameos de personajes salidos de Street Fighter II (y un épico Hadoken en la batalla final), Mass Effect, Overwatch, Minecraft y Halo.

2. Parzival no es infalible

Uno de los grandes defectos del libro es presentar a Wade “Parzival” Watts como un héroe que se la sabe de todas todas desde el inicio. A lo largo del texto vemos que el personaje siempre se sale con la suya sin mayores problemas. Además, todos los momentos épicos, desde completar una partida perfecta de Joust hasta manejar un robot gigante para pelear en contra de Mechagodzilla, son protagonizados por él.

En la película está más balanceado el protagonismo de los personajes secundarios. Por eso, vemos grandes momentos de Aech, Art3mis y Daito (algunos de ellos eran realizados por Wade en la novela), que los transforman no sólo en personajes entrañables, sino en posibles nuevos ídolos de las nuevas generaciones.

3. El Almanaque de Anorak

Uno de los elementos más representativos de la novela es el Almanaque de Anorak, el diario de James Halliday que cuenta pasajes de la vida del creador de OASIS, pero también trucos e historias de videojuegos, películas, música y un sinnúmero de referencias de la cultura pop. En el libro todos los usuarios de OASIS tenían acceso al diario desde el blog personal de Halliday, donde se podía descargar como un archivo PDF. Parzival era un fan del diario, e incluso lo imprimía y llevaba con él para estudiarlo en todo momento.

Pero en la película se cambió el concepto del Almanaque y se eliminó el diario de Halliday, reemplazándolo con una versión de realidad virtual de algunos pasajes de su vida. En el filme aparentemente todos los usuarios de OASIS tienen acceso a una especie de biblioteca que resguarda los recuerdos de Halliday, administrados por un mayordomo robot con un marcado acento inglés. El cambio ayuda a marcar el dramatismo de las escenas de Halliday, actuadas genialmente por Mark Rylance y Simon Pegg, pero elimina los matices que se lograban en el texto, cuando veíamos las reflexiones de Halliday sobre diversos temas (incluyendo su tesis de cómo la masturbación ayudó al desarrollo tecnológico). Así, la versión virtual se limita a dar pistas obvias para resolver los retos que permiten llegar a las llaves.

4. Nolan Sorrento es un villano de caricatura

Nolan Sorrento, el villano de Ready Player One inspirado en Nolan Bushnell (el fundador de Atari), es presentado como el estereotipo del megalómano defensor del corporativismo industrial. Sin embargo, en la novela Sorrento es un villano serio, un ser gris obsesionado por monetizar la creación de Halliday.

En el filme se cambia el tono del personaje y se transforma en un villano sacado de las cintas de adolescentes de los ochenta, una especie del director de la escuela de Ferris Bueller’s Day Off combinado con el Shredder de la primera caricatura de las Tortugas Ninja. A pesar de que el cambio puede sonar absurdo, el personaje tiene los suficientes matices, incluyendo un avatar inspirado en Superman, para ser patético sin dejar de ser temible.

5. Ogden Morrow está y no está

Ogden Morrow es presentado en el libro como el Steve Jobs de OASIS, el amigo entrañable de Halliday (que es más parecido a Steve Wozniak). En el texto tiene una participación constante en la aventura de Wade Watts, no en balde demuestra interés en Parzival desde que obtiene la primera llave, y en la parte final del relato les presta su casa a Wade y sus amigos para planear la confrontación final en contra de Sorrento.

En cambio, en la película vemos menos a Og, aunque tiene presencia en las remembranzas del pasado. Sin embargo, como se revela al final de la cinta, Morrow estuvo más presente de lo que creíamos a lo largo de la película. Este cambio, si bien polémico, brinda un momento de frescura a todos aquellos que leyeron el libro. Al eliminarse muchas de las escenas de Morrow hace que no veamos su fiesta de cumpleaños, momento que fue suplido por una visita a una discoteca geek.

6. Los secuaces de Sorrento

El Sorrento del texto es prácticamente el único villano con personalidad propia; el resto de los sixers son personajes genéricos al estilo Stormtrooper. Pero en la película se añade el personaje de F’Nale Zandor, la ruda líder de los sixers que, además, es la mano derecha de Sorrento. Por si fuera poco I-R0k, un personaje secundario en el libro (una especie de niño rico que gasta dinero para tener más ventajas en OASIS), es revitalizado en el filme como una especie de gamer a sueldo al servicio del mejor postor.

El personaje, interpretado por T.J. Miller, tiene algunos de los momentos más cómicos de la película, haciendo gala de la capacidad de Miller para interpretar a un nerd temible, que recuerda a los viejos y ridículos secuaces de los villanos de los ochenta, al estilo de Otis, el fiel adepto de Lex Luthor en la primera película de Superman.

7. El encuentro de los héroes

Wade Watts no tiene un encuentro físico con sus amigos hasta casi el final del libro. Pero en la película vemos que se involucra con la Rebelión mucho antes, a partir de que sufre el atentado en el que muere su tía. Eso desencadena encuentros con los otros protagonistas, que van desarrollando una personalidad más definida de la que vemos en el libro, algo que los vuelve más entrañables y cercanos.

Así, mientras en la novela vemos que Wade planea la caída de IOI prácticamente solo cuando asume la personalidad de Bryce Lynch –una identidad falsa que le permite vivir con lujos–, en la cinta todo es más una serie de decisiones grupales que llevan poco a poco a la caída de Sorrento en medio del intento de rescate de Art3mis.

8. El destino final de Daito

Daito, uno de los dos gunter japoneses, es un personaje sin demasiado desarrollo en la novela. Lo único que sabemos de él es que tiene una personalidad similar a la de los más obsesivos otakus, y que prefiere no salir de su casa para pasar todo su tiempo en OASIS. Aunque es cierto que tampoco tenemos un gran desarrollo de personaje en la película, Daito sí tiene un momento épico al enfrentar  a Mechagodzilla con su robot Gundam, supliendo uno de los momentos más recordados de la novela, cuando Parzival usaba a Ultraman para acabar con Sorrento.

El cambio es parte de la forma de darle más protagonismo a los personajes secundarios y restarle infalibilidad a Wade Watts, lo que se agradece bastante. Además, en la película Daito no muere a manos de los sixers de Sorrento, sino que llega vivo hasta el final de la película. Este punto es muy importante en la novela, porque la muerte de Daito era la pieza clave para demostrar que Sorrento era un criminal ante la opinión pública, mientras que en la cinta su derrota es mucho más patética.

9. Los retos para ganar las llaves

El mayor cambio entre el libro y la película se encuentra en las pruebas para hacerse con las llaves de Anorak, pruebas que en la novela involucran conocimientos en juegos de rol, habilidades en viejos videojuegos, además de saber de memoria pasajes de películas ochenteras. Por eso, el primer reto del libro involucra a Dungeons & Dragons, Joust, el oscuro videojuego Dungeons of Daggorath y WarGames (la película de hackers que protagonizó un jovencísimo Matthew Broderick).

Todo eso se elimina en la cinta, y se suple por una frenética carrera llena de cameos de autos de la cultura pop (y la moto de Kaneda), un T-Rex de Jurassic Park y King Kong. Para encontrar la segunda llave en la novela, Parzival tiene que jugar Zork y el arcade Black Tiger; mientras que en la película, tienen que entrar a El Resplandor, la película de Stanley Kubrick. Finalmente, en la novela el tercer reto involucraba al disco 2112 de Rush, el arcade Tempest, la película Monty Python: Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y al juego clásico de Atari Adventure, siendo este último detalle el único que se parece al texto original.

Ahora bien, los cambios se hicieron pensando en que el formato cinematográfico no aguantaría varios minutos de ver a un tipo jugando, por ejemplo, Zork, un juego de texto de PC; o Joust, un juego que era muy entretenido en los ochenta, pero ahora sólo provocaría bostezos a las nuevas generaciones. Si bien estos son los cambios más polémicos, permiten que la cinta fluya y no caiga su ritmo en ningún momento.

10. 1-UP

El deus ex machina del libro involucra una vida extra oculta en una moneda de 25 centavos de dólar que le permite a Wade lograr el objetivo de descifrar el último reto de Anorak, eso no tiene mayor cambio en la película. Pero lo que sí cambia es la manera en que obtiene la moneda.

Mientras en el libro todo ocurre cuando Parzival repite una hazaña que Halliday consiguió en su juventud  (un juego perfecto en Pac-Man), recibiendo la moneda como un regalo casi directo de Anorak. En la película la moneda es el premio por ganarle una apuesta al robot que administra los recuerdos de Halliday, quien no cree una afirmación de Wade, “sólo existe una única referencia al gran amor de la vida de Halliday”, y resulta que es cierto.

Al comprobar que Wade tiene razón, el robot entrega la moneda. Al final de la cinta descubrimos que el robot no era otro que Morrow, quien así demuestra que ha estado apoyando a los rebeldes desde mucho antes de que lo veamos fuera de OASIS.

temas