Los propulsores de la cápsula harán más seguros los aterrizajes sin necesidad de paracaídas.

SpaceX tiene bien puesta la mirada en el futuro. No sólo lo decimos por sus avances en fabricar cohetes reciclables, también por su ambicioso plan de llevar astronautas al espacio dentro de unos años.

Para conseguirlo, la empresa de Elon Musk diseñó la cápsula Dragon V2 (también conocida como Crew Dragon), que está pensada para transportar cómodamente a siete pasajeros. Pero antes de que eso suceda, su sistema de aterrizaje debe funcionar a la perfección, ya que se encargará de traer sanos y salvos a los astronautas sin necesidad de paracaídas.

Ahora, SpaceX dio a conocer un video en el que se puede ver una prueba exitosa de los ocho propulsores SuperDraco que tiene la cápsula, los cuales pueden conseguir en conjunto un empuje de casi 15,000 kilogramos. Según la NASA, este sistema es capaz de lograr un aterrizaje con “la precisión de un helicóptero”.

La prueba se realizó el pasado 24 de noviembre, pero fue hasta ahora que se dio a conocer el video. Actualmente SpaceX se encuentra en una primera fase de análisis de lo que será su programa de misiones tripuladas, aunque se espera que se comiencen a hacer pruebas con pasajeros en algún punto del 2017.

fuente NASA

temas