La prótesis se conecta directamente al cerebro por medio de un par de electrodos.

Un paciente de 28 años que sufría de parálisis desde hace más de una década, debido a una herida en la médula espinal, recibió una prótesis de brazo bastante singular, pues tiene la capacidad de sentir físicamente al tocar algo, casi como si se tratase de un brazo normal.

La prótesis ha sido diseñada y creada por la DARPA en colaboración con los Laboratotrios de Física Aplicada de la Universidad John Hopkings en Estados Unidos. El brazo artificial tiene la capacidad de brindar sensaciones debido a que no es controlado por los músculos cercanos al muñón del brazo dañado, sino que recibe órdenes a través de un par de electrodos que se conectan directo al cerebro del paciente.

Uno de los electrodos se conecta a la corteza motora del cerebro y el otro, a la sensorial, permitiendo que el usuario no solamente pueda dar órdenes de movimiento al brazo como si fuera el suyo, sino también sentir lo que toca.

Para probar la prótesis, los médicos llevaron a cabo algunos experimentos con la ayuda del paciente, éstos le colocaron una venda en los ojos y posteriormente le tocaron los dedos de la prótesis, y con éxito, el paciente logró reconocer exactamente qué dedo estaba siendo tocado.

Definitivamente este es un gran avance y con él, se pretende que a futuro la gente que haya sufrido parálisis o algún otro tipo de padecimiento, no solamente vuelva a tener la posibilidad de manipular objetos con sus propios miembros, sino que también puedan sentir todo lo que tocan y tengan una vida lo más normal posible.

vía Gizmodo

fuente DARPA

temas