El níquel está en muchos de los productos que usamos a diario, incluyendo los dispositivos móviles. Lo anterior no representaría ningún problema de no ser porque, de acuerdo con la revista oficial de la Academia Pediátrica de los Estados Unidos, cada vez más niños son alérgicos a ese metal.

Durante los últimos años se han registrado más casos de dermatitis alérgica en los niños, sobre todo la variante que surge por el contacto o exposición al níquel. Por si fuera poco, este mal se vuele cada vez más resistente a los tratamientos médicos. Los síntomas que presentan los enfermos incluyen: erupción o protuberancias en la piel, picazón, enrojecimiento o cambios en el color de la piel, manchas que pueden parecerse a una quemadura y ampollas en los casos más graves.

De acuerdo con un estudio realizado por las pediatras Sharon E. Jacob y Shehla Admani, la razón de la proliferación de este tipo de enfermedades en la piel se encuentra en la popularización de los dispositivos móviles. Jacob y Admani documentaron el caso de un niño de 11 años de edad con dermatitis, quien no respondía al tratamiento estándar aplicado en un hospital de San Diego. El paciente tenía una enfermedad cutánea común desde hace varios años, pero recientemente desarrolló una urticaria diferente en todo el cuerpo que no respondió al medicamento usual.

Tras realizarle varios estudios, los especialistas descubrieron que el joven había dado positivo a una prueba de alergia al níquel. Al buscar cuál era la fuente de exposición a la sustancia a la que era alérgico, descubrieron el inicio del problema de salud coincidía con el uso regular de un iPad. Los médicos examinaron la tablet y detectaron en el revestimiento exterior un compuesto químico que se encuentra en el níquel.

“Procedimos a pedirle a la familia del niño a que cubriera el iPad con un protector completo, y no con el que tenían, que sólo protegía la pantalla, para que evitara el níquel, además cambiamos la dieta del paciente. La dermatitis del niño mejoró significativamente después de cinco meses de tratamiento”, aseguró la doctora Admani.

Anteriormente ya se habían reportado reacciones alérgicas a las laptops y a los iPhones, pero es la primera vez que se menciona al iPad como una fuente potencial de sensibilización de níquel en los niños.  Por su parte, las pediatras señalan en su informe que la dermatitis por níquel no pone en riesgo la vida, pero puede volverla más incómoda para los que la padecen. El tratamiento requiere el uso de esteroides y antibióticos si las erupciones se infectan. Además, afectan la rutina diaria de los niños, pues el paciente al que refieren debió faltar a la escuela debido al salpullido extremo que sufrió.

vía The Washington Post

fuente Pediatrics

temas