Un diseñador alemán hizo una cámara que no te permite tomar fotografías que demasiadas personas ya tomaron.

¿Cuántas veces vemos la misma fotografía de una puesta de sol, de la pareja bajo la Torre Eiffel? A veces hasta se vuelve repetitivo y poco original tomar una foto así.

El objetivo de la Cámara Restrica de Philipp Schmitt es no sobreusar una captura. Entonces, cuando el usuario de esta cámara inteligente se acerca a un punto a tomar una foto, la cámara –que lleva un smartphone con GPS por dentro– rastrea información de Flickr y Panoramio para determinar la popularidad del lugar en el que están. Una vez con la información, si encuentra que dentro de un rango de 35 metros a la redonda hay más de 35 fotos tomadas, dará un aviso y no permitirá tomarla.

Schmitt todavía no acaba de programar la cámara. Él sabe que hay huecos en la lógica de su producto que se convierten en limitantes, incluso reconoció que mucha gente se ha ofendido con la idea.

Sin embargo, fuera de todas las repercusiones represoras que pueden resultar de un producto así, si se tomaran en cuenta otros factores, como lo que ves (no sólo dónde estás), el día, la temporada, podría resultar en algo muy interesante. Ver que tu foto no tiene originalidad no tiene nada de malo.

fuente Wired

temas