Se trata de un implante flexible que estimula la médula espinal de pacientes con parálisis.

Un grupo de científicos provenientes de Suiza bajo la dirección de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), ha desarrollado una prótesis flexible que ha permitido que la médula espinal de ratas con parálisis sea estimulada de manera eléctrica y química, permitiendo que los animales recuperen la movilidad. Se espera que próximamente comiencen a realizarse pruebas en seres humanos, ya que el experimento al que han denominado como “e-Dura”, ha tenido éxito en la mayoría de los roedores que se han puesto a prueba, volviendo a andar tan sólo un par de semanas después de la operación en la que les coloca el dispositivo.

La importancia de este descubrimiento se debe a la flexibilidad del implante que, de manera opuesta a algunos otros que fueron usados antes para tratar a pacientes con parálisis, no es rígida y por lo tanto no inflama ni daña el tejido nervioso. Con esto, las probabilidades de que el cuerpo humano rechace el dispositivo disminuyen de manera considerable.

El experimento de los científicos de la EPFL se compone de electrodos flexibles creados con platino y microperlas de silicio, filamentos de oro agrietado y fluidos que se conducen a través de un microcanal. Los científicos creen que pasará algún tiempo antes de comenzar a probar el e-Dura en seres humanos, sin embargo, creen que el aparato también podría auxiliarles en el tratamiento de enfermedades como epilepsia o Parkinson.

vía Engadget

fuente EPFL

temas