Lewis G. Doom fue uno de las personas que laboró en el Laboratorio Nacional de Los Álamos en 1944, el lugar y el año en el que se fabricó la bomba atómica.

A pesar de todos los años que ya han pasado, todavía no conocemos todos los secretos que se ocultan detrás del Proyecto Manhattan, el cual tenía como objetivo construir una bomba atómica funcional antes que la Alemania Nazi. Aún así, poco a poco se han ido desenterrando nuevos y curiosos detalles del proyecto encabezado por el físico Julius Robert Oppenheimer. Uno de ellos es la colaboración de un personaje que resulta singular por su apellido, el cual recuerda a uno de los más grandes villanos creados por Stan Lee.

El Proyecto Manhattan se llevó a cabo en numerosos sitios, pero el centro de la investigación se realizó en el Distrito de Ingeniería Manhattan, ubicado en el lugar conocido como Laboratorio Nacional de Los Álamos. Ahí, el investigador con la matricula “C 25” trabajaba arduamente en sacar adelante la construcción del arma de destrucción masiva, bajo el nombre de Lewis G. Doom. Este hombre, que firmaba simplemente como L.G. Doom, ayudó a Estados Unidos a convertirse en una potencia nuclear.

Doom realizó vuelos de prueba en el Enola Gay
Doom realizó vuelos de prueba en el Enola Gay

El señor Doom, quien lamentablemente no tenía un doctorado (aunque el Doom de la ficción tampoco, debido a que abandonó la Universidad antes de graduarse, cuando su rostro fue desfigurado por un experimento que salió mal), tiene actualmente 92 años y comparte una patente con su hijo, Lewis G. Doom Jr: un “método y sistema para el procesamiento de jabón y materiales similares al jabón“, algo poco digno de su homónimo de la ficción, a menos que use el jabón en un loco plan para conquistar a la Tierra.

Doom entró a trabajar al Proyecto Manhattan cuando acababa de graduarse de la Universidad de Princeton en 1944. En Los Álamos el científico químico realizó dos investigaciones para el gobierno usadas en la elaboración de la bomba: “El análisis térmico del plutonio” y “El desarrollo de la fase gamma en Uranio calentado a presión“. Durante su paso por el proyecto, Doom trabajó con una muestra de 3 gramos de plutonio, la mitad de todo el material que existía en ese momento en todo el mundo, describiendo sus propiedades y analizándolo detalladamente durante nueve meses. Finalmente, Doom participó en vuelos de prueba, incluyendo dos en el Enola Gay, el Boing B-29 que arrojó la bomba atómica sobre Hiroshima.

Recientemente, cuando T.C. Sottek de The Verge lo presentó como el Dr. Doom de la vida real, Lewis G. dijo:

“No, yo sólo tengo una licenciatura de ingeniería mecánica. De hecho, en ese momento, la gente no podía darse el lujo de aspirar a grados académicos superiores. Al salir de la carrera teníamos que unirnos a la Marina, al Ejército o a la Fuerza Aérea, o trabajar en una empresa dedicada a la defensa.”

Doom reveló que durante su adolescencia pensó en dedicarse a la medicina, por lo que estuvimos cerca de tener un auténtico Dr. Doom. Así tuvimos que conformarnos con un licenciado Doom, lo cual no suena tan atemorizante, pero algo es algo.

fuente The Verge

temas