Junto con Hisao Tanak, renunciaron otro siete altos ejecutivos de la empresa.

En búsqueda de atraer más inversiones extrajeras hacia su país, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ordenó una investigación independiente del gigante corporativo Toshiba, revelando de que la empresa ha mantenido irregularidades contables desde hace unos siete años.

Luego de darse a conocer la noticia, este martes el presidente de la empresa, Hisao Tanak, presentó su renuncia. Junto con Tanaka también dejaron su pueso otros siete altos ejecutivos, entre ellos dos ex presidentes de la empresa que se desempeñaban como vicepresidente del consejo de administración y consejero especial.

En un fraude que involucra a los más altos ejecutivos de la empresa, Toshiba infló el reporte de sus gastos operativos más de 1,200 millones de dólares, volviendo este escándalo corporativo uno de los más grandes de Japón en los últimos 13 años.

Este hecho representa un golpe duro para las industrias niponas, ya que aún cuando las acciones de Toshiba han descendido un 26% desde que se dieron a conocer detalles sobre el fraude, esta empresa ostenta en título del décimo corporativo más grande de Japón.

vía FayerWayer

fuente The Guardian

temas