La decisión se debe a la caída en ventas de las PCs.

A través de un comunicado oficial, Intel anunció que entró en un proceso de reestructuración interna. La primera medida en este sentido es el despido de 12,000 de sus empleados, el equivalente al 11% de su plantilla global.

El comunicado coincidió con la publicación de los resultados del primer trimestre financiero de la compañía, el cual reportó una ligera mejoría en los ingresos de Intel con respecto al mismo trimestre del año pasado. A pesar de eso, Brian Krzanich, CEO de Intel, recalcó que la compañía debe “evolucionar” para poder ajustarse a los tiempos actuales.

Intel ha sido una de las grandes perjudicadas por la caída en ventas de las PCs, uno de los principales mercados de la compañía. En este rubro, las ventas de PCs de Intel cayeron casi un 10 %. Además, la compañía no ha logrado insertarse con éxito en el mercado de los dispositivos móviles, dominado por ARM y Qualcomm.

Krzanich indicó que la compañía ya comenzó una transición que busca centrar el negocio de Intel en la gestión de datos, también creen que el futuro de la compañía se encuentra en vender chips a los centros de computación en la nube.

fuente Intel

temas