Como parte de sus misiones humanitarias a favor de la paz mundial, las Naciones Unidas pusieron en funcionamiento un grupo de vehículos aéreos no tripulados destinados a vigilar y reportar los desplazamientos de comandos armados en zonas en situación de guerra en África, tal como hacen en tierra los “cascos azules”.

Este mes la ONU mandó sus dos primeros drones a Kivu del Norte, en la República Democrática del Congo, en donde esos aparatos tecnológicos recopilaron datos referentes a lo que está sucediendo en las selvas y otros terrenos de difícil acceso para los cascos azules, como popularmente se le conoce a las Fuerzas de Paz de la ONU.

Se espera que, antes de que termine el año, otro avión no tripulado arribe a la población. De igual forma, se pretende que para la primavera del año entrante, las Fuerzas de Paz de la ONU cuenten con todo un ejército de drones.

ONU-drone-02

El Secretario General adjunto para las Fuerzas de Paz de la ONU, Hervé Ladsous, declaró:

“Sistemas de tecnología de punta como este nos permiten saber mejor qué está pasando en el terreno comparando la información recabada por nuestros agentes con la que obtenemos desde el aire. El dominio de esta información permite a nuestras Fuerzas de Paz cumplir con las misiones planteadas con mayor rapidez y calidad y menos gastos y pérdidas”.

El proyecto, por lo pronto, no considera colocar armamento en los vehículos y únicamente existen planes de emplear este tipo de aviones en territorio de la República Democrática del Congo. No obstante, se espera que para mediados del 2014 la ONU cuente con la posibilidad de desplazar su ejército de drones a cualquier zona del planeta.

vía RT

fuente Military Informant

temas