Millones de usuarios estarían siendo espiados por las agencias de Estados Unidos y Reino Unido.

Un nuevo reporte publicado en The Intercept acaba de develar una operación secreta de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos (NSA) en conjunto con el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido (CGQH). La información fue filtrada directamente por Edward Snowden y deja al descubierto una situación alarmante: el espionaje de millones de personas a través de sus teléfonos celulares.

Según los datos que se han dado a conocer, las agencias de seguridad lograron hackear la red de Gemalto, uno de los mayores fabricantes de tarjetas SIM en el mundo. De esta forma, la NSA y el CGQH habrían conseguido las claves universales de millones de SIMs, dándoles acceso a las comunicaciones de los usuarios sin la autorización del gobierno ni de las operadoras.

El especialista en cifrado de datos, Matthew Green, advierte en el reporte que estas son “muy malas noticias para la seguridad de los teléfonos”. Y es que al tener acceso a las claves de las SIM, cualquier sistema cifrado sale sobrando. Peor aún, si tomamos en cuenta que Gemalto produce aproximadamente 2,000 millones de tarjetas por año.

NSA-espionaje-SIM

Las agencias habrían obtenido esta información por medio de los trabajadores de la compañía y otros fabricantes de SIMs, a quienes espío desde sus cuentas de email y Facebook hasta obtener acceso a los sistemas corporativos. Dicha misión estuvo a cargo de un grupo de hackers conocido desde 2010 como The Mobile Handset Exploitation Team, que trabajó tanto para la agencia estadounidense como para la británica.

En The Intercept señalan que en 2011 el CGQH tenía entre sus objetivos las instalaciones de Gemalto en México, así como de una decena más de países. Ese mismo año, la compañía exportó desde la planta mexicana 450,000 SIMs en un solo cargamento hacia Alemania, por pedido de la operadora Deutsche Telekom.

No es secreto que la NSA se ha dedicado a recolectar información privada de los teléfonos celulares (como con la operadora Verizon), sin embargo, el hecho de que lo hagan directamente desde una “puerta trasera” como las tarjetas SIM parece algo simplemente aterrador.

fuente The Intercept

temas