Como si Nintendo no tuviera suficiente con los malos resultados financieros, ahora tiene que lidiar con una campaña en redes sociales que exige poder tener relaciones románticas entre personas del mismo sexo en el juego Tomodachi Life para DS.

Este juego es una versión de Los Sims, en donde los Miis (representaciones virtuales de jugadores reales) pueden interactuar en un mundo virtual, conseguir empleos, divertirse, y por supuesto relacionarse con otros usuarios. A diferencia de la franquicia de Electronic Arts, en donde las preferencias sexuales de los avatares no son un problema para casarse y tener hijos, Nintendo dijo que esta no es, ni será, una opción en Tomodachi Life.

Tye Marini, un hombre de 23 años de Arizona en Estados Unidos, se describe a sí mismo como un fanático de Nintendo, y dijo sentirse emocionado cuando se enteró que el juego llegaría a América el próximo 6 de junio. Sin embargo, su emoción se convirtió en frustración al enterarse que no podría interactuar románticamente con su prometido a través de este juego.

Tomodachi-Life

A partir de entonces, Marini impulsa el hashtag #Miiquality en redes sociales, con la misión de hacer que Nintendo recapacite y sea más incluyente.

“La situación no sería tan grande si los noviazgos o los matrimonios fueran una gran parte del juego(…) las relaciones y las interacciones entre los personajes Mii en el juego, acopladas con sus relaciones en tu vida real, es lo que haría al juego tan atractivo… El no poder hacer una cita o casarte con un género al que no estoy atraído en la vida real me saca de toda inmersión y diversión”, dijo Marini en un video para promocionar la campaña.

El hashtag hcobrado cada vez mas fuerza, y finalmente la empresa japonesa hizo una declaración al respecto en un comunicado de prensa:

“Nintendo nunca intentó hacer cualquier forma de comentario social con el lanzamiento de Tomodachi Life (…) Las opciones de relaciones en el juego representan un mundo más amplio que en la simulación de la vida real. Esperamos que todos nuestros fans vean que Tomodachi Life fue creado como un juego caprichoso y extravagante, y que absolutamente no intentamos dar un comentario social”.

Aunque cada vez más usuarios llaman a Nintendo una compañía homofóbica por discriminar a parte de la sociedad, el hombre que inició todo el movimiento señala que no hace un llamado al boicot sino a la reflexión, y que espera que en alguna actualización del juego Nintendo arregle este asunto.

fuente CNN

temas