Kristoffer Wilhelm von Hassel, un niño de sólo cinco años de edad, descubrió un error de seguridad de la nueva consola de Microsoft que permitía burlar el control parental de una manera muy simple.

El pequeño Kristoffer, un niño de San Diego, pudo burlar el control parental que impide que se acceda a cierto tipo de contenido no apto para su edad de una manera exageradamente simple. La función de bloqueo de Xbox One utiliza una contraseña que impide que los usuarios que no la conozcan puedan acceder al contenido bloqueado.

Niño-Xbox-One-02
Hacker por accidente: Kristoffer descubrió una falla de seguridad en Xbox One.

Sin embargo, como descubrió el joven gamer, este bloqueo podía ser burlado si después de fallar en la contraseña por primera vez, se apretaba la tecla de la barra espaciadora en todas las casillas durante el segundo intento. Con este sencillo truco el sistema cometía el error de permitirle el acceso a la cuenta del pequeño, saltándose el control parental.

Como buen niño, Kristoffer le avisó a su padre de su descubrimiento, mismo que informó a través de un correo electrónico a la cuenta del Centro de Seguridad de Microsoft del hallazgo, por lo que la empresa ya corrigió el error. Además agradeció en su página al niño hacker y le obsequió 50 dólares, 4 juegos descargables y una suscripción de un año en Xbox Live (¡nada más!), que seguramente disfrutará su padre, quien es el que más utiliza la consola.

fuente ABC

temas