La agencia espacial nipona tiene pensado construir plataformas espaciales equipadas con paneles solares.

Aunque quizás parezca algo sacado de una película de ciencia ficción, la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) hizo público un proyecto con el que pretende crear una nueva fuente de energía limpia. ¿Cómo? Por medio de gigantescas plataformas solares que orbitarían alrededor de nuestro planeta.

Estas plantas espaciales se encargaría de recolectar energía solar las 24 horas del día, gracias que su órbita sería geoestacionaria. Posteriormente, se enviaría a la Tierra a través de varias antenas y un sistema de transmisión inalámbrico por microondas. Ya en suelo terrestre unas antenas se encargarían de recibir la señal, pasarla por unos transformadores y, finalmente, obtener electricidad.

Japón-energía-solar-02
Diagrama del sistema de JAXA

No se trata de un proyecto sencillo y mucho menos barato, pues según estimaciones de la propia JAXA, las plantas no estarían listas para funcionar antes del año 2030. Sin embargo, la urgencia de una fuente alternativa de energía y el todavía reciente desastre nuclear de Fukushima, podrían impulsar la idea de los japoneses para convertirse en realidad.

Por lo pronto habrá que esperar a ver si le dan luz verde a esta iniciativa, que en caso de obtener una respuesta positiva, podría comenzar con las primeras pruebas en algún momento del 2020.

vía IEEE Spectrum

temas