YouTube cambia sus políticas y prohibe bromas pesadas

YouTube ha hecho un cambió en sus políticas para prohibir las bromas pesadas y los restos de su plataforma tras el Bird Box Challenge
(YouTube)

YouTube ha cambiado sus políticas en un intento de evitar -o reducir- el número de retos y bromas pesadas. Ayer se hizo una actualización a sus políticas para explícitamente prohibirlas de la plataforma.

En un hilo en la Comunidad de Ayuda de YouTube, se hizo oficial que las políticas habían cambiado y las reglas ahora prohiben el “contenido que incita a la violencia o actividades peligrosas que pueden resultar en daño físico, peligro o muerte.” En la actualización se agregó toda una sección en la que se ahonda en estas prohibiciones.

El apartado dice así:

Retos y bromas peligrosas: Recordatorio: el contenido que fomenta la violencia o las actividades peligrosas que pueden resultar en daños físicos graves, peligro o muerte, viola nuestra política, por lo que estamos aclarando lo que esto significa en cuanto a retos y bromas peligrosas. YouTube es el hogar de muchos retos y bromas virales, pero debemos asegurarnos de que lo gracioso no cruce la línea y se convierta el algo dañino o peligroso. Hemos actualizado nuestras pautas externas para dejar en claro que prohibimos los retos que representan un riesgo de peligro grave o muerte, y las bromas que hacen que las víctimas crean que están en grave peligro físico, o causan que los niños experimenten una angustia emocional grave.

Esto se debe a retos que consistían en comer cápsulas de detergente o el Bird Box Challenge, que fue retomado por influencers como Jake Paul. Si bien YouTube declaró que esta prohibición no responde específicamente a ningún reto o broma, sino que es una medida para evitar que los niños vean este contenido y se pongan en riesgo al querer imitarlo.

(Jake Paul)

Además de esta actualización, YouTube ahora está amenazando con sancionar los canales que “de manera obvia” violan las políticas con las imágenes en miniatura de sus videos o enlaces web, incluso si los videos en sí son inofensivos. Los usuarios que acumulen varias faltas perderán su acceso a las miniaturas personalizadas, y los que obtengan tres sanciones en 90 días perderán sus cuentas por completo. El mensaje es claro: YouTube no quiere que los creadores abusen del sistema al incluir material que consideren peligroso y objetable.