Algunos conductores no están contentos con las nuevas tarifas de Uber.

Recientemente, Uber hizo una reducción a su tarifa básica (UberX) en México. Ésta se redujo un 10%, sin embargo, algunos conductores rechazaron la decisión que tomó la compañía.

El rechazo se debe a que los conductores no quieren que sus ganancias se reduzcan, pues esto hace que su trabajo no sea rentable. Además de ver afectado su ingreso, los trabajadores todavía tienen que pagar el 20% de su ganancia a Uber.

Desde la baja de la tarifa, conductores se han estado quejando de la decisión. El lunes se había programado un paro nacional por parte de un grupo de trabajadores, sin embargo, al final del día sólo se reportó que 0.6% de los choferes no se conectaron.

¿Por qué tomó esta decisión Uber?

Uber

No es la primera vez que la compañía baja su tarifa en México. El año pasado también se redujo, por lo cual también los conductores no estaban contentos, mientras que los usuarios se alegraron.

Uber justificó en este caso que quería reducir los precios porque funciona como incentivo para los usuarios. La idea sale de que todos los clientes suelen estar muy ajustados en esta época por los gastos decembrinos, y presentarles una reducción del pago en sus viajes los puede ayudar. Obviamente no es una cuestión altruista. Si los usuarios pagan menos, estarán más animados a usar Uber.

El año pasado, cuando la empresa bajó la tarifa, Uber presentó datos que mostraban que los viajes por hora y las ganancias por hora habían aumentado 21 y 12%, respectivamente. Eso fue a sólo dos semanas de haber bajado sus precios.

La empresa declaró que el lunes las ganancias promedio por hora aumentaron un 7.5%. Además, dijo que en la capital se conectaron 0.6% menos de los socios, lo que ayudaría a compensar la baja de ingresos.

Ya veremos al cabo de la siguientes semanas si la estrategia de Uber funciona, pues los conductores han señalado que si bien hay bajas de tarifas que benefician a los usuarios, nunca vuelven a subir.

vía Forbes

temas