Se trata de un servicio de código abierto que busca cuidar los datos de los usuarios en la World Wide Web.

Tim Berners-Lee presenta Solid para evolucionar la web

(Southbank Centre/Flickr)

Todos sabemos que Tim Berners-Lee es conocido por ser el padre de la World Wide Web y no se ha cansado desde entonces en luchar para protegerla y en considerarla una vía de acceso para todo mundo. Sin embargo, reconoce que la web se ha pervertido y se encuentra al servicio de fuerzas poderosas que la utilizan para su propio beneficio.

A partir de esta premisa, Berners-Lee ha creado en conjunto con miembros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Solid, un proyecto de código abierto que busca “restaurar el poder y la agencia de los individuos en la web”.

Esta iniciativa le ha costado a Berners-Lee y al equipo del MIT quince años de desarrollo y busca cambiar el modelo actual que se le da al tratamiento de los datos personales de los usuarios. Es decir este modelo arrasador en el que los usuarios entregamos información personales a los gigantes de la tecnología a cambio de un valor percibido y, como bien señala Tim Berners-Lee, las cosas no han salido muy bien para los internatuas.

Pensemos por ejemplo en el caso de Facebook y Cambridge Analytica donde millones de usuarios vieron sus datos comprometidos, sólo por citar un ejemplo de los más famosos y actuales. Por lo tanto, Solid quiere ser una evolución en la web para que se restaure el equilibrio dándole a los individuos el control absoluto sobre sus datos (sin importar si son personales o no) de forma directa.

Dice Berners-Lee en un comunicado donde dio a conocer Solid:

“Solid desata oportunidades increíbles para la creatividad, la resolución de problemas y el negocio. Empoderará a individuos, desarrolladores y empresas con formas completamente nuevas de concebir, construir y encontrar aplicaciones y servicios innovadores, confiables y beneficiosos. Veo múltiples posibilidades de mercado, incluyendo aplicaciones sólidas y almacenamiento de datos sólidos”.

Para lograr este propósito, Solid ofrecerá a cada usuario la posibilidad de elegir dónde almacenar sus datos, qué personas y grupos pueden acceder a determinados elementos y qué aplicaciones los pueden usar. Por lo tanto, podremos compartir datos con cualquier persona y usar esos mismos datos con diferentes aplicaciones.

Hacia la descentralización de la World Wide Web

La web nació para que todo el mundo pudiera aprovecharla, algunos hackers, filósofos y teóricos de la información la consideraban como un ideal de horizontalidad, sin embargo, estas ideas se han ido perdiendo.

Si la idea bajo la que Tim Berners-Lee planeó Solid se ejecuta a la perfección, entonces las aplicaciones desarrolladas en torno a ellas estarían interconectadas, pues partirían de un mismo conjunto de información que únicamente le pertence al usuario y que él mismo podría controlar. En otras palabras se estaría descentralizando parte de la web. Nadie controlaría los datos de todos. Desde luego puedes registrar una identidad y obtener un PoD en un servidor Solid. Sería como especie de ID de Internet.

Beners-Lee también presentó Inrupt, una compañía desde donde ha presentado Solid y que según el propio padre de la Wolrd Wide Web, será el siguiente paso para que Solid se fortalezca y, por fin, podamos vislumbrar la web como él la imaginó.

fuente Inrupt

temas