La reestructuración interna de la compañía ha rendido sus frutos, según el director financiero de la empresa.

Con el fin de recuperarse de las considerables pérdidas financieras que la compañía ha enfrentado desde hace seis años, Sony tomó la decisión de llevar a cabo una reestructuración interna que afectó principalmente a las divisiones tanto de televisores y teléfonos inteligentes con el recorte de su personal. La compañía a su vez abandonó el desarrollo de computadores.

En una conferencia reciente, Kenichiro Yoshida, el actual director financiero de Sony, afirmó que la reestructuración ha rendido sus respectivos frutos a pesar del tiempo y las dificultades que se han presentado a la compañía en los últimos meses; ésta asegura firmemente que el hackeo a Sony Pictures, en realidad no afectó considerablemente a sus finanzas, pero gracias a dicho ataque que afectó gran parte de su equipo financiero, no ha podido llevar a cabo una estimación precisa de sus números.

La compañía logró recuperarse durante el último trimestre gracias al positivo número en las ventas de PlayStation 4 y su software, además de que sus sensores de imagen también vendieron más de lo esperado, reuniendo una cantidad de 756 millones de dólares entre octubre y diciembre, lo que equivale a un incremento del 238% en relación al año antes. La compañía pronosticó que tendría una pérdida neta de unos 230 mil millones de yenes para el año fiscal que termina el 31 de marzo de este año, sin embargo, este número se redujo a sólo 170 mil millones de yenes.

Aún así, aún se anticipa que habrá más recortes de 2,100 empleados para el próximo año fiscal en la división de Sony Xperia, que debido a su bajo nivel de ingresos también sufrirá una reestructuración con el fin de enderezar la estrategia en cuanto al desarrollo de teléfonos inteligentes, ésta será implementada por el nuevo jefe de la división: Hiroki Totoki.

El 18 de febrero Kazuo Hirai, presidente ejecutivo de Sony, dará a conocer la nueva estrategia que llevará a cabo la compañía para mantenerse a flote, se planea que ésta abandone divisiones que no han sido rentables últimamente con el fin de enfocar más atención en las que sí.

vía The Verge

temas