Las compañías podrían tener servidores con chips intervenidos por el gobierno chino.

¿Qué está pasando con Apple, Amazon y los chips espías chinos?

La mañana de este jueves Apple y Amazon amanecieron “con los pelos de punta”, un informe de Bloomberg reportó que los equipos de los centros de datos de ambas compañías tenían microchips de vigilancia chinos insertados durante su proceso de fabricación.

Según Bloomberg, los chips fueron encontrados en servidores ensamblados por una compañía china llamada Super Micro, y podrían haber sido objeto de una investigación del gobierno estadounidense desde el 2015.

Apple, Amazon Web Services, Super Micro y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China se han pronunciado en contra del informe, que cita fuentes gubernamentales y corporativas anónimas, como señaló en su momento CNBC.

En una declaración a Bloomberg, Apple sugirió que el incidente en el informe se pudo confundir con un evento acontecido anteriormente, que involucró a un controlador infectado en un único servidor de Super Micro en uno de sus laboratorios.

Dijo la compañía con sede en Cupertino, California, al respecto:

“Se determinó que ese evento único fue accidental y no un ataque dirigido contra Apple”.

Apple declaró también que se está tomando muy en serio estas acusaciones, y que no han existido reclamos de que los datos de los clientes se vieran afectados.

Por su parte, Amazon le dijo a Bloomberg que no encontró pruebas que respalden las afirmaciones del informe:

“En ningún momento, pasado o presente, hemos encontrado problemas relacionados con hardware modificado o chips maliciosos en las placas base Super Micro en los sistemas Elemental o Amazon”.

En cuanto a Super Micro, un portavoz de la compañía dijo que no estaba al tanto de ninguna investigación relacionada con un tema que involucrara microchips infectados, ni que ninguna agencia gubernamental los ha contactado al respecto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China declaró a Bloomberg que el país es un defensor de la ciberseguridad y:

“Esperamos que las partes hagan acusaciones y sospechas menos gratuitas, pero que realicen conversaciones y una colaboración más constructivas para que podamos trabajar juntos en la construcción de un ciberespacio pacífico, seguro, abierto, cooperativo y ordenado”.

Pero Bloomberg señaló que seis funcionarios de seguridad nacional (actuales y anteriores), miembros de la administración de Barack Obama y Donald Trump, ofrecieron detalles sobre el descubrimiento de los chips y la investigación del gobierno, que aseguran inició en el 2015 y sigue en curso.

Además, cuatro funcionarios más del gobierno y tres expertos de Apple confirmaron que la compañía fue víctima de estos chips maliciosos, mientras que un funcionario y dos personas de Amazon Web Services ofrecieron supuesta información sobre cómo se vio afectada la compañía dirigida por Jeff Bezos. Incluso, estas últimas fuentes aseguran que Amazon cooperó con la investigación del gobierno.

El informe de Bloomberg dice también que 17 personas confirmaron que el hardware de Super Micro se vio afectado, pero las fuentes decidieron mantener el anonimato, porque la información es confidencial e incluso clasificada.

No podemos pasar por alto que esta no es la primera vez que se relaciona al gobierno chino con el espionaje, precisamente el gobierno australiano impidió que los operadores chinos construyeran su red 5G, mientras que el mismo Donald Trump propuso una red 5G nacionalizada en los Estados Unidos que esté libre de interferencias extranjeras.

Esto podría ser el inicio de uno de los casos de ciberespionaje más importante en los últimos años, así que debemos estar al pendiente ante las futuras declaraciones de todas las partes.

fuente Bloomberg

temas