La gente pide beber “licuado de Momia” , pero el gobierno egipcio les dice que sólo es agua residual.

(Imagen: EFE)

A principios del mes de julio el mundo se conmocionó ante el anuncio del descubrimiento de un enorme sarcófago negro, hecho de granito, de más de 2 mil años de antigüedad, acompañado de una gigantesca cabeza hecha de alabastro.

Encuentran un enorme sarcófago negro enterrado en las calles de Egipto de 2 mil años de antigüedad

La tumba se encontró mientras realizaban una excavación de rutina, a tan sólo 5 metros de la superficie. De acuerdo con los especialistas, el sarcófago data del período ptolemaico, la dinastía de la familia real griega que gobernó durante aproximadamente tres siglos desde 305 hasta el 30 D.C., iniciando con el gobierno de Alejandro Magno. Por esto, de inmediato se comenzó a especular que podría tratarse de la tumba del propio Alejandro Magno.

Después de varios estudios, finalmente se abrió el sarcófago, revelando que no ocultaba los huesos de Alejandro Magno, sino de 3 guerreros de la era ptolemaica. Los esqueletos estaban cubiertos por aguas residuales (aguas negras) de tono rojizo que se habían filtrado a lo largo de las décadas, hasta llenar completamente el ataúd milenario.

Hasta ahí, todo parecía que seguiría su curso. Y las próximas noticias relacionadas con el sarcófago serían sobre la identidad de los guerreros. Pero no, de repente se volvió viral una petición en Change.org que solicita a las autoridades egipcias dejen a los ciudadanos beber las aguas residuales que inundaron el sarcófago.

(Imagen EFE)

La solicitud de la petición es muy explicita:

“Tenemos que beber el líquido rojo del sarcófago negro maldito en forma de algún tipo de bebida energética carbonatada para que podamos asumir sus poderes y finalmente morir”.

La demanda para fabricar una bebida energética de “licuado de momia”, como se refieren a las aguas residuales  en Change.org, ha alcanzado 27,372 firmas y sigue creciendo, es casi seguro que en el transcurso de este día alcance las 30,000 firmas.

El responsable de la demanda es Innes McKendrick, uno de los programadores del popular videojuego No Man’s Sky, quien inició todo como una broma, pero se salió de control y ahora es un ferviente partidario de popularizar el “jugo de momia”. Obviamente, la mayoría de los firmantes se están tomando con humor la propuesta, y sueltan chascarrillos al momento de firmar.

Aun así, más de un despistado a intentado “explicarles” a los firmantes que es peligroso beber las aguas residuales. Ante eso, el propio McKendrick ha decidido responder con humor en un post:

“Por favor, dejen de intentar decirme que el jugo de los esqueletos es, en su mayoría, aguas residuales. Eso es imposible, todo el mundo sabe que los esqueletos no pueden cagar”.

La repercusión de la petición ha sido tanta, que incluso el Ministerio de Antigüedades de Egipto ha tenido que fijar una postura sobre el caso. En un pequeño comunicado, difundido por TIME, el ministerio indicó que el liquido “no es jugo de momias que contiene un elixir de la vida”, ni mercurio rojo, sino simple aguas negras filtradas.

A pesar de lograr que el ministerio se pronuncie, McKendrick y sus seguidores no están dispuestos a ceder, y en una última entrada indicó:

“Muchas gracias por todas tus razones profundas y personales para querer beber el licuado maldito de momia, te juro que seguiré luchando para permitirte darle un sorbo”.

Ni hablar, una muestra más del poder del internet, que transformó una curiosa broma en algo que obligó a un ministerio a pronunciarse.

fuente Change. org

temas