De acuerdo con información revelada por el diario alemán Der Spiegel, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos espió la cuenta de correo electrónico de Felipe Calderón mientras era presidente, así como también las de algunos miembros de su gabinete.

El reporte se dio a conocer en base a nuevas filtraciones de Edward Snowden, en las que se revela el operativo de espionaje al que la agencia llamó Flatliquid. Según los documentos, la NSA se infiltró en los servidores de presidencia en una intervención encargada a la unidad de Operaciones de Acceso A la Medida (TAO, por sus siglas en inglés), que trabajó desde una locación en San Antonio, Texas y en las embajadas estadounidenses en México y Brasil.

Der Spiegel también reveló que además de la operación que tenía como objetivo a Calderón, la agencia tenía otra iniciativa en 2009 llamada Whitetamale, cuyo objetivo era tener acceso a los correos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y obtener información sobre la Estrategia Nacional de Seguridad que lanzó el entonces presidente.

A lo largo de un año, la NSA obtuvo 260 reportes clasificados en los que, según el diario alemán, le permitió “obtener información de los cárteles de la droga” y “acceso a puntos de conversaciones diplomáticas”. El tema del narcotráfico era uno de los más importantes de esta operación, pues en los documentos filtrados se revela que estaba catalogado con una escala de 1, que significa “alta prioridad”, seguido de otros asuntos como liderazgo, estabilidad económica, capacidades militares, derechos humanos, relaciones comerciales, y contraespionaje.

La misión de espionaje de la NSA en contra de Felipe Calderón y su gabinete fue descrito por la NSA como “un éxito tremendo”, según revela Der Spiegel. Mientras tanto, ni el gobierno mexicano ni el ex presidente han hecho alguna declaración al respecto.

Hace poco más de un mes se dio a conocer que la agencia de seguridad estadounidense había espiado Enrique Peña Nieto durante su campaña presidencial, así como a la presidente de Brasil, Dilma Rousseff. Luego de lo sucedido, el gobierno brasileño ha presentado varias alternativas para evitar nuevas infiltraciones en sus sistemas.

vía CNNMéxico

fuente Der Spiegel

temas