Nueva información filtrada por Edwad Snowden revela que la agencia de seguridad ha estado recolectando información indiscriminadamente.

Uno de los argumentos bajo los que se ha tratado de justificar el programa de vigilancia de la NSA, es que la recolección de datos tiene como principales objetivos a criminales y posibles terroristas. Sin embargo, The Washington Post ha publicado un informe que se basa en nuevas filtraciones de Snowden, donde se asegura que la mayor parte de la información que recolecta la agencia es de personas inocentes.

En el reporte se habla de un análisis de 160 mil e-mails y mensajes instantáneos, así como de 7,900 documentos provenientes de 11 mil cuentas. Según el diario, el 90% de los datos almacenados por la NSA son de personas comunes y corrientes; en otras palabras, 9 de cada 10 usuarios son espiados sin ninguna razón aparente. Además, la mitad de los archivos pertenecen a ciudadanos de Estados Unidos, algo que contradice la postura de la NSA de no violar la privacidad de los estadounidenses.

The Washington Post detalla que entre los datos obtenidos por la agencia se encuentran registros médicos, expedientes escolares, conversaciones políticas y financieras, además de fotos personales (incluyendo algunas de menores de edad y otras de carácter sexual). Y aunque la mayoría de esta información no tiene trascendencia en temas de seguridad, la NSA decide almacenarla, pues según ellos “es difícil para un analista determinar qué datos pueden resultar relevantes”.

Si bien esta nueva filtración confirma algo que ya muchos sospechábamos, pone sobre la mesa dos puntos importantes: la NSA también  vigila indiscriminadamente a los ciudadanos estadounidenses, y no sólo recolecta metadatos. Parece que poco a poco la agencia de seguridad y sus defensores se están quedando sin argumentos.

vía The Atlantic

fuente The Washington Post

temas