Si apenas ayer nos enterábamos del sistema que Google utiliza para rastrear pornografía infantil en Gmail, ahora sabemos que Microsoft también coopera con las autoridades en ese mismo sentido.

De acuerdo con The Guardian, un hombre de 20 años fue acusado en Pensilvania por almacenar y compartir imágenes ilegales a través de un servicio de correo electrónico (live.com). La policía pudo obtener esta información gracias a la cooperación de Microsoft, que utiliza su sistema de reconocimiento llamado PhotoDNA (el mismo que utiliza Google).

Este programa se dedica a escanear imágenes para compararlas con la base de datos del Centro Nacional para la Ayuda de Niños Explotados de Estados Unidos (NCMEC, por sus siglas en inglés). De esta forma, las fotografías sospechosas pasan por un segundo proceso que en caso de dar positivo, son reportadas a las autoridades como pornografía infantil.

Mark Lamb de la unidad de crímenes digitales de Microsoft, declaró:

“La pornografía infantil viola la ley, así como las condiciones del servicio, que deja claro que usamos tecnologías automatizadas para detectar la conducta abusiva que pueda dañar a nuestros clientes o a otras personas.”

Al igual que en el caso de Google, la postura de la compañía de Redmond pone un dilema sobre la mesa: ¿es válido espiar la información privada de los usuarios en busca de criminales? No hay duda de que la pornografía infantil es algo gravísimo que debe castigarse, sin embargo, existe una delgada línea en temas de privacidad que si se cruza, puede convertirse fácilmente en una herramienta de censura y persecución.

* Foto de portada: Enrico

fuente The Guardian

temas