Ahora todos podemos ser súper populares en Instagram.

Hace poco les compartimos un estudio realizado en el Reino Unido que sostenía que Instagram es la peor red social para la salud mental de los jóvenes, por generar en ellos expectativas “poco realistas” y el síndrome de FOMO (fear of missing out, o el miedo a perderse algo). Ahora, desde Rusia con amor, nos llegan un par de imágenes que demuestran que la cantidad de likes en las fotos de esas modelos y hombres ricos, no siempre vienen de los fans.

El periodista ruso Alexey Kovalev, capturó una imagen usual para alguien que visita un centro comercial de Moscú en estos días, pero que a nosotros nos dejó muy sorprendidos.Se trata de una máquina expendedora de likes para Instagram.

De acuerdo a Kovalev, por 89 centavos de dólar, esta máquina es capaz de otorgarle a un usuario 100 likes en cualquier post de su cuenta. Para aquellos que quieran ser verdaderamente populares y que tengan el dinero para sostener sus deseos, la maquina puede darte 150 mil seguidores por 850 dólares. Al pagar esta suma, la compañía también se compromete a darte mil 500 me gusta por post.

Pero no todo es corrupción y mentira en esta máquina. Por un módico precio es capaz de imprimir tus fotografías de Instagram favoritas (en las que aparecen tus amigos de verdad). ¿Cuantos famosos recurrirán a este y otras empresas que ofrecen el mismo servicio en la red? Queda la pregunta abierta.

fuente Alexey Kovalev (Twitter)

temas