Los rivales del creador de Facebook ahora son unos de las grandes millonarios del mundo de las criptomonedas.

Todos aquellos que conozcan un poco de la historia de Facebook, aunque sea gracias a la película The Social Network, saben quiénes son los gemelos Cameron y Tyler Winklevoss. Basta con decir que hace unos años los hermanos acusaron a Mark Zuckerberg de haberles robado la idea que terminó por convertirse en Facebook, y después de una larga batalla legal los Winklevoss lograron arrebatarle a Zuckerberg 65 millones de dólares.

Desde entonces, los gemelos han usado su fortuna para intentar labrarse su propio prestigio en el mundo empresarial. El año pasado volvieron a los medios cuando anunciaron que abrirían la primera oficina europea de Gemini, su empresa de cambio de divisas. Pero lo más interesante de todo es que no sería un centro de cambio de divisas convencional, sino que se centrarían en Bitcoin.

En realidad su compañía de intercambio tiene una historia un poco más larga. En el 2012 los hermanos conocieron los Bitcoin, y comenzaron a comprar algunas criptomonedas.  Después de darse cuenta del potencial de las criptomonedas, abrieron Gemini, que poco a poco ha ido creciendo con presencia en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

Con su empresa, en la que invirtieron parte del dinero que le ganaron a Zuckerberg, los Winklevoss se dedican a intercambiar bitcoins por dólares o libras. Ahora, de acuerdo con los últimos análisis financieros, sabemos que los Winklevoss poseen una de las mayores carteras de Bitcoin en el mundo, a la par de la de Satoshi Nakamoto, el elusivo creador de la criptomoneda.

Gracias a que en el último año el valor de Bitcoin se ha multiplicado diez veces, se calcula que la fortuna de los hermanos Winklevoss tuvo una ganancia del 10,000% desde su inversión inicial, y ahora ronda los mil millones de dólares.

“Si Bitcoin es mejor que el oro, o se lo ve como un tipo de activo similar al oro, podría llegar a valer trillones. Consideramos que esas son posibilidades muy reales”, declaró Tyler Winklevoss en el 2015 y todo indica que Tyler tenía razón.

Los gemelos nunca han vendido una sola bitcoin desde que se metieron al mercado cuando su valor era de apenas 120 dólares por moneda virtual, por lo que su fortuna podría seguir creciendo conforme las bitcoins sigan aumentando su precio… O podrían ayudar a que la burbuja reviente si comienzan a vender sus monedas a manos llenas.

Lo más curioso de todo es que, como mencionamos, para abrir su negocio de divisas los gemelos usaron 11 millones de dólares de los 65 que lograron ganarle a Zuckerberg en el juicio, así que su nueva fortuna nació de la propia fortuna de Zuckerberg… sin duda una forma de justicia poética.

vía The Verge

fuente Telegraph

temas