La NSA ha hecho repetidos intentos de desarrollar ataques contra los usuarios de Tor, la popular herramienta diseñada para proteger el anonimato en línea.

Documentos confidenciales de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos) revelados por Edward Snowden y publicados por The Guardian, muestran los éxitos y fracasos de la agencia contra la red Tor.

Los ataques de la NSA consisten en la identificación de los usuarios para luego atacar el software vulnerable en sus equipos y así tomar control de sus computadoras. No obstante lo anterior, los documentos sugieren que la seguridad de Tor se mantiene intacta. Dentro de los archivos revelados por Snowden se encuentra una presentación de la NSA que se titula “Tor apesta”, dentro de la que se lee:

“Nunca seremos capaces de des-anonimizar a todos los usuarios de Tor, con el análisis manual podemos hacerlo con una fracción muy pequeña ellos, pero no hemos tenido ningún éxito ante una petición específica de una persona en particular”.

Tor, que significa The Onion Router , es un proyecto público de código abierto que rebota el tráfico de Internet de sus usuarios a través de varios equipos enlazados para mantener el anonimato y evitar las herramientas de censura en línea. Goza de gran popularidad entre periodistas y activistas de los Estados Unidos y Europa, así como en China, Irán y Siria, para mantener la privacidad de sus comunicaciones y evitar las represalias de los gobierno totalitarios de estos países.

Roger Dingledine, el presidente del proyecto Tor, afirmó después de conocer los detalles de los documentos filtrados que:

“No hay indicios de que lograron romper el protocolo de Tor. Infectar la computadora o el celular sigue siendo la forma más fácil de aprender acerca del humano detrás del teclado. Si la NSA busca vigilarnos a todos y todo el tiempo, en el caso de los usuarios de Tor, deberán ser más selectivos.”

Paradójicamente, Tor recibe alrededor del 60% de sus fondos del gobierno de los Estados Unidos.

temas