El sitio web de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) fue atacado por un ejército de trolls inspirados por un video del conductor y cómico inglés John Oliver.

El fin de semana pasado el comediante dedicó poco más de 13 minutos de su programa Last Week Tonight a satirizar las consecuencias que puede tener para los usuarios de la red el dictamen de una corte de Washington que beneficia a los proveedores como Verizon, quienes podrán cobrar cuotas diferenciadas y ralentizar los sitios que ellos elijan de acuerdo con su conveniencia económica. Desde que se dio a conocer el fallo de la corte, la mayoría de los especialistas en el tema han sostenido que con esto puede terminar con la neutralidad en la red, lo que ha unido incluso a las empresas tecnológicas en contra de la medida.

La FCC afirmó que cualquier usuario de la red podía darles a conocer su opinión, misma que –según ellos– tomarían en cuenta, en la sección de comentarios de su sitio web. En su programa Oliver le pidió a su audiencia que usaran dicho sistema de comentarios:

“Este es el momento para el que fueron creados los comentadores de internet, el que esperaron toda su vida[…]. Como Ralph Macchio han afinado sus habilidades, encerando autos y pintando cercas, ahora es el momento de hacer algo de jodido karate. Por una vez en tu vida necesitamos que canalicen ese enojo, esa bilis que normalmente reservarían para atacar sin piedad a actrices que piensas subieron de peso, o a nuestros políticos con los que no estás de acuerdo, o a las fotos de tu exnovia siguiendo con su vida […]. Necesitamos que salgas y que por una vez en tu vida, enfoquen su furia indiscriminada en una dirección útil. Aprovechen el momento, mis adorables trolls. ¡Aprieten la tecla de mayúsculas y vuelen mis pequeños!.”

Después de la transmisión del programa, que fue visto por más de un millón de personas en vivo, se reportó un tráfico masivo en el sistema de comentarios de la FCC, incluso tirando la página durante un rato.

Una muestra más del poder de convocatoria que tiene la comedia, que normalmente sirve más para unir a la gente que un largo y sesudo análisis.

fuente Boing Boing

temas