¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Jack Dorsey explica porqué Twitter nunca te permitirá editar un tuit

Es una cuestión de diseño e identidad de la plataforma, sin importar lo impráctico que eso sea.

Si eres tuitero de corazón y además un encarnizado perfeccionista con tu ortografía te habrás encontrado en la tediosa situación de tener que borrar un tuit, escribirlo de nuevo y volver a publicarlo. Por eso muchas veces simplemente ignoras el error. Esta y muchas otras cosas han hecho que la gente reclame una opción para editar un tuit. Sin embargo Jack Dorsey, CEO de Twitter, ha explicado porqué nunca podremos hacerlo, o al menos no en los próximos días, semanas y meses.

También te recomendamos: Twitter no eliminará la pornografía de su plataforma en 2020

En un encuentro con Wired Joack Dorsey reveló algunos datos curiosos sobre Twitter. Por ejemplo, ¿sabías que el pájaro azul del logo tiene un nombre? ,¿y sabías que era Larry, nombrado en honor a Larry Bird, el ex-jugador de la NBA del Boston Celtics? Probablemente no. Y, como los millones de usuarios de la plataforma seguro tampoco sabías porqué demonios nunca te han dado una opción para editar tus tuits. Pero después de todo hay una razón:

La razón por la que no hay un botón para editar y no ha habido uno tradicionalmente es que empezamos como un servicio de mensajería de texto en SMS. Así que como sabrán, cuando envías un mensaje ya no puedes borrarlo. Quisimos preservar esa vibra y ese sentimiento de nuestros primeros días.

Pero para Dorsey no se trata solo de una cuestión sentimental, pues la falta de la opción para editar es una parte de la identidad de la plataforma y permite que los usuarios citen un tuit o lo retuiteen sin temor a que después sea modificado. Aunque eso sí, nada impide que alguien lo borre de la nada.

Y para los maníacos de la ortografía que tienen que borrar un tuit para publicarlo de nuevo sin errores existe la posibilidad de que Twitter implemente una forma de corregir ese tipo de cosas. Una manera de hacerlo sería ofrecer un pequeño período de tiempo entre el momento en que el usuario envía el tuit y el momento en que es publicado para poder editarlo en ese espacio, similar a lo que sucede en el Messenger de Facebook o en los mails de Gmail. Sin embargo “probablemente nunca lo haremos” comentó Dorsey.