Tal parece que no sólo compañías como Netflix utilizan los sitios “piratas” como referencia para su negocio, pues también músicos del tamaño de Iron Maiden han comenzado a utilizar la misma técnica.

“Si no puedes contra ellos, úneteles”, es el dicho que la banda británica ha decidido aplicar, pues en vez de quejarse sobre las descargas ilegales de su material discográfico, Iron Maiden ahora ha tomado esos datos a su favor. ¿Cómo? Con la ayuda de la compañía MusicMetric, la cual se dedica a monitorear la actividad en internet relacionada con los artistas de la industria musical.

Fue así que al reunir información sobre Iron Maiden en redes sociales, servicios de video, y aplicaciones de descargas como BitTorrent, la empresa pudo determinar cuál era el posicionamiento del grupo alrededor del mundo. En otras palabras, los datos obtenidos sirvieron para saber cuáles eran los países en los que la banda gozaba de mayor popularidad.

Gracias a esto, Iron Maiden descubrió que además de Estados Unidos y Reino Unido, el mayor número de sus fans se encontraba en lugares como Brasil, México, Venezuela, Colombia y Chile. Como consecuencia, este año la banda organizó varios tours por la región, lo que tan sólo en el concierto de Sao Paolo le significó una ganancia de 2.58 millones de dólares.

Quizás aun estemos lejos de que la industria musical deje de ver a las descargas como su mayor amenaza, sin embargo, ya es un avance que artistas tan grandes como Iron Maiden comiencen a dejarse de demandas para enfocarse en capitalizar un mercado que, de una forma u otra, está consumiendo su música.

vía Adels (foto)

fuente CITEworld

temas