Se busca darle una nueva fuente de ingresos a los vagabundos de República Checa. 

WiFi 4 Life es un polémico proyecto de crowdfunding que llegó a Indiegogo esta semana y de inmediato ha levantado revuelo. El plan, que utiliza el lema “incluso la caridad necesita innovación”, consiste en juntar fondos para repartir hotspots (puntos de acceso Wi-Fi) de bolsillo entre los vagabundos de Praga, la capital de la República Checa, proporcionando acceso a Internet a los turistas que visitan la ciudad.

A cambio de que los homeless de Praga lleven en su recorrido por la ciudad los pequeños routers Wi-Fi y un cargador USB que tendrán que facilitar a quien lo requiera, recibirán comida, ropa nueva y alojamiento decente en algunos hostales de la capital checa. Las zonas en donde los indigentes deben de colocarse a lo largo del día les será asignada por Wifi 4 Life (quienes también les entregarán boletos del metro y algunos pequeños viáticos por si deben tomar el autobús), y tendrán que recorrer la ciudad en un horario de 8 a.m. a 5 p.m. de miércoles a domingo. Tanto al momento de recoger el router, como a la hora de entregarlo, se les ofrecerá un desayuno y una cena, además de un boleto para pernoctar en un lugar asignado.

Uno de los vagabundos muestra el
Uno de los vagabundos muestra el hotspot que lleva en su recorrido por Praga

De acuerdo con Lubos Bolecek, uno de los dos emprendedores checos detrás de Wifi 4 Life, la mayoría del capital para financiar el proyecto se obtendrá de las operadoras telefónicas y de subvenciones gubernamentales. La meta del fondeo de 5,500 euros (5,921 dólares) sólo es necesaria para poner en marcha el plan, y mantenerlo activo los primeros dos meses. Bolecek sostiene que su proyecto devolverá la confianza a los vagabundos, les proporcionará una fuente de ingreso y mostrará a los posibles futuros patrones que son personas de fiar.

A pesar de que Wifi 4 Life acaba de ser lanzado, varios grupos que defienden a los homeless ven a la idea como una forma de explotación, debido a que sólo realiza pagos en especie, no les ofrece dinero, no se tiene ningún contrato laboral, ni se les proporciona seguro médico, y sólo existe entre Wifi 4 Life y el vagabundo un contrato de préstamo del equipo técnico.

¿Explotación o una forma de caridad moderna? Tú tienes la mejor opinión. Si estás interesado en apoyar el proyecto, puedes hacerlo desde este enlace.

fuente Indiegogo

temas